1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Emprendimiento

Blockchain y criptomonedas, las soluciones para eliminar los altos cobros de remesas a venezolanos

Emprendedores colombianos crearon una herramienta, utilizando la tecnología blockchain, para enviar dinero a familiares en otros países, reduciendo los costos de las remesas. Venezuela, el primer objetivo.

Frontera con Venezuela

Venezolanos en el mundo pagan hasta 27% en costos de transacción por enviar dinero a familiares, con esta tecnología se ahorrarían ese porcentaje.

POR:
Portafolio
febrero 22 de 2018 - 05:32 p.m.
2018-02-22

Una encuesta publicada en diciembre pasado por la firma DatinCorp señala que más de la mitad de los venezolanos (59%) tienen un familiar directo en el exterior y un gran número de ellos depende económicamente del dinero que les envíen desde otros países.

La grave situación ha hecho que unos dos millones 800 mil venezolanos emigraran a 91 países del mundo, en busca de oportunidades laborales. 

(Lea: Preocupación por la posible llegada masiva de venezolanos). 

Ya fuera de su país, y ubicados en otros lugares, estas personas empiezan a enviar dinero a sus familias, fenómeno que ha causado un alto volumen de remesas.

No obstante, estas remesas pueden resultar costosas, no sólo por el costo que cobran los intermediarios bancarios sino por las altas fluctuaciones de la moneda de ese país, la devaluación y el hermético control cambiario impuesto por el Gobierno.

Consientes de esa situación, un grupo de milennials emprendedores colombianos creó una herramienta que ayudará a los migrantes a enviar a sus seres queridos un sustento económico, que elimina los altos costos de las transacciones tradicionales.

Esta alternativa se llama WeSend y lo que busca es generar una red de economía colaborativa de interacción usando la tecnología blockchain.

Esta tecnología le permite a los grupos de migrantes realizar intercambios y así resolver sus necesidades financieras sin incurrir en los altos costos.

Las transacciones se pueden realizar mediante el uso de la moneda digital Send (SDT), la cual mantiene su valor por 7 días, y que es intercambiable por múltiples divisas locales o bienes y servicios.

“Buscamos a 100 mil venezolanos que estén con su cabeza en alto trabajando en panaderías, barberías, tiendas, restaurantes o conduciendo taxis desde cualquier parte del mundo y que dejaron en casa a sus hijos, padres, amigos o seres queridos que están esperanzados en el apoyo del extranjero. Usaremos la tecnología que nos permite conectarlos para que envíen los recursos a su país de origen”, explicó Camilo Jiménez, CEO de WeSend.

Según Jiménez, entre los beneficios de la plataforma están la seguridad de envío, ya que el migrante tendrá la tranquilidad que el dinero enviado llegará a manos de su destinatario.

Además, la moneda mantendrá su valor por 7 días (token) ya que está diseñada para que su precio se actualice cada semana a media noche del domingo; su valor crece semanalmente a medida que haya más usuarios y transacciones.

Otra de las ventajas de utilizar esta herramienta es que el usuario podrá recibir una disminución de costos en la transacción y los migrantes pueden llegar a hacer remesas con costos inferiores al 2%.

Para todos los venezolanos que quieran convertirse en miembros de WeSend lo podrán hacer antes del 15 de marzo sin ningún costo.

El único requisito es ser mayor de edad y tener una cuenta de correo electrónico. Este será el pasaporte que lo hará miembro de esta red que además de estar más cerca de su casa, le dará la oportunidad de enviar amor a los suyos.

“Estamos seguros que podremos comenzar a dar una respuesta a la incertidumbre y los problemas sociales y económicos, que se resuelven con unión sin esperar a la asistencia de los gobiernos”, agregó Jiménez.

Compartir