1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

El 44% del café que se toma en Colombia es extranjero

En el cuarto país productor mundial, las importaciones del grano no se detienen. ‘Es una cuestión d

Archivo Portafolio.com.co

Café

Archivo Portafolio.com.co

POR:
marzo 28 de 2011 - 02:33 p.m.
2011-03-28

“Cada grano cosechado será exportado”. La frase de Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, pronunciada hace casi un año, se recibió como una orden y se cumplió.

Así, las exportaciones colombianas en el 2010 sumaron 8,9 millones de sacos, mientras que para el consumo interno se importaron 579.733 sacos (34.784 toneladas). 

Y aunque esto último es apenas el 6,9 por ciento del volumen exportado, representa el 44,5 por ciento del consumo interno que, según el gerente de la Federación de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, fue de 1,3 millones de sacos (78.000 toneladas) en el 2010.

Sin embargo, pese a ser el cuarto país productor y a ofrecer la mejor calidad en el mercado mundial, ya nadie se escandaliza porque se importe. “Es un tema de mercado”, explicó Luis Fernando Samper, gerente de Mercadeo de la Federación Nacional de Cafeteros, quien asegura que quien pague al precio internacional puede quedarse con el café y venderlo en el país. En general, las importaciones de café (arábicas suaves) provienen de los países de la Comunidad Andina, como Perú y Ecuador, y de Brasil.

El primero ya ha hecho sus ‘pinitos’ en exportar cafés especiales, de alta calidad, mientras que su producción anual suma 3,7 millones de sacos; en el segundo, el café ocupa un sitio marginal en la economía agraria y apenas exporta 900 mil sacos anuales.

Brasil produce arábicas lavados (similar al colombiano). En las cifras reportadas por el Dane, se destaca que en el 2009 (el peor de la producción cafetera local) las importaciones se dispararon a 48.182 toneladas, superando el récord marcado en el 2005, con 27.010 toneladas; previamente, en el 2008 fueron 11.146.

Para varios exportadores privados consultados, las importaciones no son nocivas, porque la industria torrefactora demanda distintas calidades del grano, no solo el colombiano (suave arábica lavado), para fabricar mezclas. Además –destacaron – las importaciones evidencian la escasez de café colombiano, no solo en el país, sino en todo el mundo. Este –precisamente– ha incidido en el incremento del precio en las bolsas de Nueva York, Hamburgo y Londres. Ese precio alto es el que motiva a la industria para que importe, en vez de comprar el local (escaso y caro).

Al igual que los exportadores colombianos, en ocasiones anteriores los industriales también han expresado que importar café no es nocivo, pues les da la oportunidad de lanzar nuevas marcas, resultado de mezclas de colombiano con otros tipos de cafés.

 Para uno de los más grandes cafeteros del país, Pedro Echavarría, es lógico (y no es nocivo) que se importe, pues los que vienen de Perú, Ecuador y Brasil son mucho más baratos que el colombiano y no se paga prima (sobreprecio) por estos. 

Comercio   

Se calcula que en el mundo se preparan, anualmente, 40.000 millones de tazas de café.

Aumentará la producción mundial

Se calcula que la producción total del año cafetero 2010/11 será de 133,7 millones de sacos, un aumento del 8,6% con respecto al año anterior. Se espera una merma del 3,2% en Asia y Oceanía, crecimiento en México, Centro y Suramérica. La producción de Colombia se está recuperando lentamente de los bajos niveles de los tres años de cosecha y se espera que aumente, dijo un reporte de la OIC.

Juan Carlos Domínguez

Redactor de Economía y Negocios 

Compartir