Empresas

Caño Limón ha parado nueve veces este año

Ecopetrol habilitó otras vías para el transporte del crudo desde ese campo en Arauca, el cual produce cerca de 50.000 barriles por día.

Caño Limón - Ecopetrol

Empresas Por: Portafolio

En las últimas tres semanas, el oleoducto Caño Limón - Coveñas ha sido objeto de nueve atentados a su infraestructura, que han ocasionado la suspensión del bombeo de crudo desde los campos de producción en el departamento de Arauca.

“El oleoducto lleva sin operar 23 días, desde el 10 de enero pasado, horas después de terminado el cese al fuego bilateral con el ELN”, señaló un vocero de Ecopetrol.

(Lea: Daño ambiental por atentado a oleoducto requeriría de años para recuperase)

Sin embargo aclaró que la producción del campo Caño Limón no se ha visto afectada. “La empresa logró habilitar otras vías para el transporte del crudo de ese campo, que hoy produce cerca de 50.000 barriles por día.

Los atentados han dejado seis abolladuras y tres roturas al oleoducto, así mismo, se han encontrado cinco válvulas ilícitas instaladas para el hurto de crudo.

(Lea: Atentados a Caño Limón limitan la operación de Ecopetrol

“Mediante recorridos aéreos y terrestres también se observaron diez nuevas excavaciones (denominadas apiques) sobre el trazado del oleoducto, lo que deja en evidencia la intención de los delincuentes de perpetrar más atentados o instalar nuevas conexiones fraudulentas”, señala la petrolera en un comunicado.

(Lea: Atentados del ELN suspenden producción de petróleo en Caño Limón

A renglón seguido, señala la nota que los atentados se han presentado en los municipios de Tibú, El Tarra, Teorama, Convención y El Carmen en Norte de Santander; Saravena y Aruquita, en Arauca y Cubará, departamento de Boyacá.

“Los ataques de los últimos días no han dejado rotura del oleoducto ni derrame de petróleo”, aclara Ecopetrol en el texto.

Pero la petrolera colombiana objeta no solo los atentados, sino también los ataques a su personal que tratan de llegar a la zona para atender la emergencia.

“Ecopetrol también rechaza enfáticamente el ataque del lunes en la tarde contra un helicóptero de la empresa Helistar, que presta servicios de transporte de personal y materiales para las reparaciones del oleoducto Caño Limón Coveñas”, dice el comunicado.

Precisa Ecopetrol que el referenciado hecho se presentó el pasado lunes en horas de la tarde entre las veredas Santa Rita y Balconcitos, zona rural del municipio de Convención, el cual no afectó a la tripulación del helicóptero ni comprometió la aeronavegabilidad del mismo.

“Ecopetrol hace un llamado para que cesen estos actos de violencia que atentan contra la integridad de las personas, ponen en riesgo a las comunidades y afectan el normal desarrollo de las actividades de la industria petrolera en la región”, enfatizó la nota.

Cabe recordar que en el 2017 se registraron un total de 62 atentados contra la citada infraestructura de transporte.

De igual manera, en el 2016 fueron 42 contra el citado oleoducto.

Producto de los atentados, estuvo fuera de operación 186 días, es decir, cerca de 6 meses, lo que significó que el país dejara de producir 1,6 millones de barriles.

“Si tenemos en cuenta que el barril de petróleo en el 2017 estuvo en US$54 dólares, el valor de la producción diferida es de $260.000 millones”, señala el vocero.

En los últimos 30 años este oleoducto ha sufrido cerca de 1.500 atentados y se han contabilizado 3,7 millones de barriles derramados. Pero desde 1986 el tubo ha estado fuera servicio el equivalente a 10 años por voladuras.

alfsua@eltiempo.com