Empresas

‘Llegó la hora de emprender una vida diferente’

Luego de 26 años al frente de Promigas, Antonio Celia afirmó sentirse orgulloso de su equipo de trabajo y los logros conseguidos durante ese tiempo.

Antonio Celia

Empresas Por: Redacción Portafolio

Si alguien sabe hasta el más mínimo detalle sobre el negocio de gas natural, no solo en Colombia, sino en la región, ese es Antonio Celia Martínez-Aparicio, quien sorprendió en las primeras horas de la jornada de ayer miércoles, con el anuncio de su renuncia a la presidencia de Promigas.

(Lea: Promigas tuvo un incremento del 5% en la utilidad neta durante el 2017)

Y es que Celia Martínez-Aparicio, no solo es conocido en el sector gasífero del país por sus 26 años al frente de esta empresa, sino porque además le hablaba al oído a quienes trazaban la política de esta industria, e incluso era consultado hasta por los ministros de Minas y Energía a quienes expresaba sus opiniones sobre el tema.

(Lea: Las razones de la renuncia de Antonio Celia de Promigas)

Sin embargo, su renuncia a Promigas, no significa que se aparte del todo del sector, sino que por el contrario, además de gozar al mismo tiempo de su pensión, atenderá a quienes lo busquen por algún consejo sobre el negocio del gas natural.

‘Toño’ Celia, como le dicen cariñosamente sus amigos, es referenciado en el sector como uno de los que nunca quitó el dedo del renglón para acompañar al Estado en el desarrollo del gas natural, primero en la Costa Atlántica, y luego hacia el resto del país.

Cuando en la década de los años 90 se decidió masificar el combustible, por ser una industria que mostraba bondades económicas, alto impacto social y ambiental, Promigas ya estaba ahí, con Antonio Celia en primera fila para abrir camino en el proceso.

Al frente de la compañía de la cual abandona su presidencia el próximo agosto, deja como balance en 25 años de gestión el crecimiento a una tasa promedio de 21%, llegando en el 2017 a $3,4 billones.

“Este año nuestra utilidad neta fue la más alta de la historia de Promigas, pasamos de atender 210.000 usuarios residenciales a 3’900.000 y el Ebitda en 25 años creció 18% en promedio anual. Hoy es de $1,2 billones”, resalta Antonio Celia en su misiva de renuncia a la Junta Directiva de Promigas.E hizo énfasis en el valor bursátil de Promigas, ya que pasó de US$165 millones en 1992 a US$2.400 millones en el 2017.

LÍDER GREMIAL Y EMPRESARIAL

Así mismo, como cabeza de pelotón, consolidó el portafolio de 15 compañías en los sectores de transporte y distribución de gas natural, telecomunicaciones y combustibles, con inversiones en Panamá, Ecuador, México, Chile y Perú.

Dentro de este portafolio, se destaca la Organización Terpel, una de las compañías privadas más grande del país, y Gazel, empresa que cuenta con una envidiable participación en Gas Natural Vehicular (GNV).

Es y ha sido miembro de juntas directivas de gremios como Naturgas (que agrupa las empresas del gas natural en Colombia), de la cual es su actual presidente, y de la Asociación Nacional de Empresarios e Industriales de Colombia (Andi), en la cual actuó como Presidente por dos períodos consecutivos hasta el 2007.

A esto se suma, que es Presidente de las juntas directivas del Grupo Nutresa y del Consejo Privado de Competitividad, y miembro del consejo directivo del Tanque de Pensamiento de Fedesarrollo.

“Cuando a uno le gusta lo que hace y tiene un equipo magistral de seres humanos, cualquier meta es alcanzable”, sostenía a cada rato Antonio Celia, y estas palabras las enfatizó en su discurso cuando fue elegido el Líder Empresarial del 2009, en los premios Portafolio. Un año después fue galardonado por la revista Poder, con el premio Poder ABC Business Awards. También fue designado como uno de los líderes más sobresalientes en el país por la revista Semana y la Fundación Liderazgo y Democracia, en el 2015, y Colombiano Ejemplar por el periódico El Colombiano en el mismo año.

CON AGENDA LLENA

Una vez deje su cargo, y haga uso de buen retiro, Toño Celia atenderá la invitación que le extendió semanas atrás el London School of Economics, para que sea Senior Visiting Fellow.

“Me propuse, entre otras cosas, retirarme de la vida corporativa al cumplir los 60 años.

Este año, en agosto, cumpliré 61, y aunque he logrado superar esta terrible enfermedad (cáncer), llegó la hora de emprender una vida diferente por lo que les anuncio que a partir del 1°. de septiembre de 2018 disfrutaré mi pensión”, señaló el directivo en su carta de renuncia.

Las grandes pasiones de Toño Celia son, además del gas natural, su ciudad natal Barranquilla, el Junior y su familia. “Patricia y mis cuatro hijos, Toni, Pedro, María Paula y Juan Felipe, han sido y serán mi razón de ser.

A ellos les debo tiempo y pienso resarcirme con creces en esta nueva etapa de mi vida. Su compañía es un verdadero privilegio que ahora pienso disfrutar al máximo”, afirma.

La cultura es también una de sus debilidades. Además de ser promotor y creador de la Fundación ‘La Cueva’, en la que se desempeña como presidente, y se honra la memoria del “Grupo de Barranquilla”, sostiene estrechos vínculos con el Parque Cultural del Caribe-Museo, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (Fnpi) y la Cinemateca del Caribe.

“Cuando en abril del 2014 fui diagnosticado con cáncer, la perspectiva de mi vida cambió abruptamente. Me di cuenta de lo frágil que es la existencia humana y decidí modificar mis prioridades”, dice Celia Martínez-Aparicio.

Este barranquillero, culto y muy amable, es ingeniero del Worcester Polytechnic Institute de Worcester, Massachussets, con estudios de posgrado en M.I.T., en la Universidad de los Andes y Wharton Business School, en la Universidad de Pennsylvania.