Empresas

Khiron, la primera firma local de cannabis en salir a la bolsa

La empresa, que se enfoca en productos medicinales, lleva más de año en el proceso para entrar al mercado de capitales de Toronto. 

Álvaro Torres

Empresas Por: Portafolio

Aunque el uso del cannabis con fines medicinales se legalizó hace dos años en el país, las empresas locales que ya tienen las licencias están avanzando a pasos de gigante.

Ese es el caso de Khiron, una firma de cannabis medicinal que nació en Colombia pero creció a través de inversionistas canadienses y en menos de un mes espera entrar a la bolsa de valores de Toronto (Canadá). Por eso, Portafolio habló con Álvaro Torres, CEO de la compañía, sobre sus planes de crecimiento, luego de salir a la bolsa.

¿Cómo ha sido el detrás de cámaras para entrar al mercado de capitales de Toronto?

La compañía la fundamos el 17 de febrero del año pasado, y la estrategia de salida a la bolsa la tenemos desde el primer día que la creamos. Hemos hecho un trabajo muy fuerte. De hecho, obtuvimos las primeras licencias de cultivo y luego las de producción de alto y bajo contenido de THC, luego las cuotas para las plantas madre. A partir de eso, hemos venido ejecutando nuestro plan, consolidando nuestra planta, que tiene 4 hectáreas y media.

¿Ya tienen todo aprobado para salir a la bolsa?

Lo hemos venido haciendo desde enero del año pasado. Y eso empieza contratando las bancas de inversión adecuadas. Nosotros trabajamos con Canaccord Genuity, que es la más importante de Canadá. De cada dólar que se levanta de cannabis medicinal, Canaccord es responsable de unos 75 centavos. Llevamos un año y tres meses hablando con todos los interesados en Canadá, explicándoles el país. Al mismo tiempo hemos venido levantando capital, y hasta el momento tenemos US$20 millones. Por eso, hoy tenemos una capitalización bursátil, antes de salir a bolsa, de 47 millones de dólares canadienses aproximadamente. Pero lo más interesante es que no hemos vendido el primer gramo. Ha sido todo un reto conseguir capital solo con una idea.

¿En el gremio hay más empresas locales que quieran salir a bolsa?

Detrás ya hay otras dos compañías colombianas que quieren entrar a la bolsa. Y está bien que nosotros podamos abrir el camino, porque lo que queremos como gremio es ser reconocidos como una industria.

¿Por qué decidieron entrar al mercado de capitales canadiense?

Porque es el mejor mercado para levantar capital para cannabis.

¿Cuándo saldrían a bolsa?

Esperamos que sea para la otra semana. Pero estamos esperando que nos den un día definitivo. Lo importante es que ya tenemos la aprobación. Ahora estamos definiendo el cronograma, pero esperamos que sea en mayo.

¿Qué sigue para Khiron luego de salir en bolsa?

Lo que sigue es que la compañía será pública y los accionistas de la empresa tendrán la oportunidad de realizar la liquidez de su inversión.

¿Quiénes son sus principales inversionistas?

En su mayoría canadienses, casi un 95%, compuesto por instituciones financieras y de retail. Y tenemos una minoría de inversionistas colombianos, que son amigos y familia.

¿Cuándo empiezan a sacar productos al mercado?

Nuestro plan es empezar a sacarlo en octubre o noviembre. Pero todo la estrategia empieza con fuerza en el 2019. Por eso también escogimos el mercado de capitales canadiense, porque allá invierten en commodities, allá invierten en minería cinco años antes de que se empiece a extraer algo.

¿Esperan llegar a otros países?

Tenemos una forma muy particular de hacer las cosas. Para nosotros primero va un entendimiento de la regulación, luego analizamos el mercado, después creamos alianzas y generamos un equipo, en cuarto lugar empezamos a hacer educación, y en quinto lugar buscamos los canales de distribución en cada país.

Ahora, en México, estamos en el proceso de pedagogía. También estamos pensando entrar en Chile, Perú, Argentina y Brasil.

Además de productos medicinales, ¿piensan entrar a otros mercados?

Lo que estamos buscando es mejorar la calidad de vida del paciente y de los usuarios, y eso incluye nivel interno como externo. Entonces sí estamos buscando otras alternativas de uso de los productos, pero ahora nuestro principal foco es lo medicinal.