Empresas

‘En reputación, logros de años pueden destruirse en un momento’

Lisa Gibbons, directiva de Mondelez, explica la gestión y estrategia de la compañía en materia de asuntos corporativos y de gobierno.

Lisa Gibbons, directora Senior de Asuntos Corporativos y Gubernamentales para A. Latina de Mondelez International

Empresas Por: Portafolio

Velar por marcas como Oreo, Trident, Halls, Club Social, Chiclets, Chips Ahoy y cuidar la reputación de su dueña, la gigante mundial de los alimentos Mondelez, es una tarea que en Latinoamérica, está en manos de Lisa M. Gibbons, directora senior de Asuntos Corporativos y de Gobierno en la región para Mondelez Internacional.

La directiva estuvo recientemente en Colombia y explicó a Portafolio el trabajo que hace la empresa para fortalecer la posición desde el punto de vista reputacional.

(Lea: Reputación corporativa, buen nombre y sello de marca)

¿Cómo se sitúan en los escalafones de reputación?

Según el Instituto de Reputación, 8% de los consumidores está dispuesto a comprar los productos de una compañía con reputación baja frente al 85% que se inclina por aquellos de excelente reputación, según su estudio del 2017. Teniendo en cuenta lo que dice este organismo, que se encarga de medir este aspecto de las organizaciones considerando factores como lugar de trabajo, liderazgo, desempeño, productos/servicios e innovación, Mondelez International tiene una fuerte reputación en el Mercado Latinoamericano (Brasil y México), lo que la ubica en un lugar destacado entre las empresas.

(Lea: Estas son las empresas y los líderes con más alta reputación en el país

¿Cómo son las comunicaciones para una multinacional de esta dimensión?

La adquisición de Cadbury en el 2012 fue muy importante para ir a mercados emergentes, a los cuales dirigimos nuestra atención porque era una estrategia para crecer. Entonces la comunicación jugó un rol clave. Había que explicar el desarrollo de los negocios a los inversionistas, a los colaboradores y a los países en donde reforzábamos la estrategia. Además, eran empresas con culturas diferentes y los asuntos corporativos son fundamentales para crear la nueva cultura hacia adentro y hacia los grupos de interés.

¿Hacia adelante en qué trabajan?

El trabajo va más allá de la comunicación. Ayudamos a mantener y proteger la reputación de la compañía, porque se necesitan años para construirla y un momento para destruirla. El trabajo de asuntos corporativos es integral y estratégico. Tiene que ver con la comunicación interna, la externa, el impacto que tenemos en la comunidad y las relaciones con el Gobierno. Al final, bajo la misma sombrilla y la misma función, hay grupos de expertos que ayudan a la compañía a llevar adelante esas funciones.

¿La compañía ha pasado momentos críticos de reputación?

Sí, a veces, vivimos en una industria también que está expuesta a riesgos. Parte del trabajo es poder ver lo que está pasando y tratar de adelantarnos a eso. La estrategia corporativa que promovemos tiene tres pilares: crecimiento de la gente, crecimiento del negocio y crecimiento del impacto.

En el primero apoyamos a promover la cultura de la organización que se basa en una cultura diversa e inclusiva. Por ejemplo, le damos mucha importancia a tener mujeres dentro los roles de liderazgo de la compañía. En Colombia, están en el 46% de los cargos de liderazgo. En Latinoamérica y en el mundo es similar. Otra cosa en la que ayudamos es a apoyar la afinidad del empleado con la compañía y me siento muy orgullosa porque las mediciones muestran las notas más altas en la región, lo que habla de que se ha hecho un buen trabajo.

¿Y que quiere decir cuando habla del crecimiento del impacto?

Se trata de la huella que dejamos en la comunidad. Queremos que aumente el impacto positivo en el entorno.

¿Qué distingue a Mondelez en estos temas?

Hay cosas que nos hacen únicos. Lo primero es que tenemos un portafolio de productos que son icónicos, marcas que la gente ama, con las que ha vivido durante muchos años. Estamos hablando Oreo, Trident, Halls, Club Social, Chiclets o Chips Ahoy. A nivel global, la compañía registró ventas por US$ 26.000 millones, de los cuales US$3.600 millones correspondieron a Latinoamérica en el 2017.

Nuestras marcas están en 160 países del mundo, con una estrategia muy fuerte para llegar al consumidor donde las necesite.

Además tenemos para nuestra gente programas muy valorados como el trabajo remoto. No es que trabajamos desde la casa, sino desde donde haya internet. Eso para las mujeres, especialmente, es muy atractivo. También tenemos programas para apalancar el desarrollo de carrera.

¿Internamente cómo operan en materia de comunicaciones?

Hay otras compañías que tienen estas disciplinas de forma separada. Algunas tienen las comunicaciones internas en el departamento de recursos humanos y la comunicación externa la hace mercadeo. La parte asuntos con el Gobierno la hace el departamento legal. Aquí, todo lo tenemos bajo un mismo techo en una misma función. Eso hace que sea muy oportuno poder coordinar cosas como la ocurrencia de desastres naturales. Debo decir que la compañía ve este departamento de comunicaciones y asuntos corporativos como un aliado. Tenemos una silla en el equipo gerencial y no es que se decida algo y nos llamen a ver cómo les ayudamos. Eso hace que desde arriba se pueda poner el ambiente de cercanía y se le da la importancia a la labor. Esto, gracias al valor agregado porque realmente la función agrega al negocio.

¿En el plano digital como trabajan?

La idea es que queremos, como compañía, comunicarnos con nuestros colegas de la empresa de la misma manera en que ellos hoy se comunican. Mucha gente se informa por las redes sociales y tenemos ese componente con una aplicación corporativa, Ahí compartimos historias de la firma y los líderes comparten actividades del día a día, lo que permite conexiones más poderosas entre nosotros, generando también una atmósfera de cercanía y familiaridad.

En la región trabajan cerca de 7.000 empleados administrativos y 15.000 con operarios de planta.