Empresas

Caso Avianca: 'empleado siempre carga con la reputación de la empresa'

Cuide lo que publica en redes sociales, establezca un código de conducta y, en ningún caso, infrinja las normas.

Empleado de Avianca fue despedido por mal comportamiento.

Empresas Por: Javier Acosta

El despido de un trabajador de Avianca por ingerir licor al interior de un estadio en Rusia durante el partido que disputó la Selección Colombia frente a Japón puso sobre la mesa una situación, que aunque poco frecuente, podría ocurrirle a cualquier empleado.

Y es que nadie está exento de que fuera de su lugar de trabajo los empleados puedan verse ante una situación no muy bien vista para la compañía en la que trabaja y ser despedido por este motivo.

(Lea: ¿Está de acuerdo con la decisión de Avianca?). 

Sin embargo, para evitar al máximo una situación como esta, hay algunas recomendaciones muy puntuales con las que pueden minimizar estos riesgos.

Para Marco D’ Andrea, Managing Director de Experis de Manpower Group, empresa experta en contratación de personal, lo más importante que debe hacer un trabajador es establecer un código de conducta dentro y fuera de la empresa, independientemente de lo que haga fuera de su jornada laboral.

(Empleado de Avianca despedido por consumir licor en estadio de Rusia). 

Recuerde que si se es un empleado, usted representa a la compañía para la que trabaja, más si el cargo que ocupa tiene representación y pueda afectar la reputación empresarial.

De acuerdo con Marco D’ Andrea, otro factor que se debe tener muy en cuenta es el de las redes sociales, por eso es importante que cuide todo que aparezca en ellas.

En eso coincide también la directora de recursos humanos de una prestigiosa empresa nacional quien pidió no ser mencionada. Para ella, “la gente debe entender que las redes sociales son una extensión de su vida” y por lo tanto es importante lo que se hace público a través de ellas.

Aunque aún no hay una norma ni legislación sobre lo que exprese un trabajador a través de estos medios, sí pueden ser tenidos en cuenta por una compañía a la hora de evaluar situaciones como estas. "Las personas no tenemos el poder para que se vuelva o no privado, pero sí tenemos el poder de definir hasta dónde va nuestra vida privada" agregó.

Por esto, recomienda que lo mejor es que las personas siempre respeten las reglas de juego e ir por el camino correcto. "El empleado de Avianca ha dado todas sus explicaciones, pero pudo haber dicho que no tomaba ese trago porque no estaba permitido en ese sitio. Decir acá no se puede tomar, prefiero que no", explica.

La directora de recursos humanos asevera que en la actualidad, en este mundo hiperconectado, es muy difícil despojarse de la investidura del trabajo, por lo que siempre hay que tener en cuenta la reputación de la empresa para la que se labora. "Esa línea entre trabajador y vida privada ya casi no existe, es muy difícil de determinar", afirma. 

Esto, reconoce, se vuelve mucho más exigente con compañías emblemáticas en sus sectores como Avianca, que representa a todos los colombianos. "Cada persona que trabaja en empresas reconocidas tiene que ser consciente que laborar allí tiene un costo y no se pueden dar ciertos lujos", agrega.

¿ACTUÓ EN CALIENTE AVIANCA?

Otra cosa es si Avianca se apresuró en tomar la decisión y aquí hay que tener encuenta varios factores. El primero, es que acepta que como jefe de recursos humanos debe primar la reputación de la compañía. "No hay decisión apresurada cuando se trata de reputación de la compañía", enfatiza la experta en recursos humanos.

Pero también reconoce que hay que tener la delicadeza de escuchar las razones del empleado, las circunstancia y de acuerdo a su historial y comportamiento en la compañía, darle el beneficio de la duda y ahí sí tomar una decisión. 

Así mismo cuestiona si se debió haber hecho pública la decisión o sencillamente haber despedido al trabajador de manera privada para no afectar su hoja de vida. 

Un caso muy sonado que deja enseñanzas como que la reputación de la compañía para la que se labora está por encima de la esfera privada y que así se esté a mediomundo de su país de origen, hay que "ir siempre por el camino correcto".