Empresas

El CEO de Intel renuncia por tener relación sentimental con empleada

Una investigación en curso, confirmó la violación de la política que prohíbe las relaciones personales en la empresa para los directivos.

Brian Krzanich, CEO Intel

Empresas Por: Portafolio

Este jueves, Intel anunció que el director ejecutivo de la compañía, Brian Krzanich, renunció luego de haber sostenido una “relación consensual en el pasado” en el seno de la empresa, violando la política interna de la empresa.

"Intel fue informada recientemente de que Krzanich tuvo una relación consensual en el pasado con un(a) empleado(a). Una investigación en curso, llevada por consejeros internos y externos, confirmó la violación de nuestra política que prohíbe las relaciones personales (en el seno de la empresa) para los directivos", explicó Intel en un comunicado.

(Lea: Esta es la nueva adquisición de Intel)

La empresa, gigante mundial en fabricación de microprocesadores, dijo que el director financiero, Bob Swan, asumirá el lugar de Krzanich mientras busca a su próximo líder.

El anuncio fue acompañado de proyecciones de ingresos para el segundo trimestre por unos 16.900 millones de dólares y ganancias de 99 centavos por acción. Ambos datos superan lo que esperaban los analistas.

(Lea: Las compañías le apuestan a la tecnología de punta

Tras conocerse la renuncia, la acción de Intel bajó poco mas de 1% en Wall Street. "Esta dimisión genera incertidumbre porque no hay ningún sucesor natural y por primera vez el nuevo CEO no provendrá del interior" de la compañía, dijo John Pitzer, analista del banco Credit Suisse.

La inesperada partida del ejecutivo ocurre en medio del auge del movimiento #MeToo contra el acoso y las agresiones sexuales surgido tras el caso Weinstein.

Krzanich, un ingeniero de 58 años, hizo casi toda su carrera en Intel donde ingresó en 1982 y luego fue ascendiendo hasta llegar al máximo cargo. Casado y padre de dos hijos, asumió como CEO el 16 de mayo de 2013. Intel, que cuenta con 102.700 empleados, tuvo en 2017 un volumen de negocios de 62.800 millones de dólares y un beneficio neto de 9.600 millones.