Empresas

Amgen dispuesta a entrar en plan de riesgo compartido con EPS e IPS

Su gerente dice que es indispensable la unión de esfuerzos entre los actores de la salud del país. Busca duplicar la facturación en 5 años.

Gianfranco Biliotti, gerente general de Amgen Colombia.

Empresas Por: Portafolio

Los actores del sistema de salud colombiano no deben ir cada uno por su lado. Ese es el planteamiento de la farmacéutica estadounidense Amgen, que, tras llegar hace cuatro años al país, ahora no descarta la posibilidad de entrar en alianzas con EPS e IPS, para asumir un riesgo compartido en el aseguramiento y la atención de los afiliados.

Justamente, hace mes y medio, la empresa realizó un evento académico para poner a pensar sobre el tema. Su gerente general en el país, Gianfranco Biliotti, le explicó a Portafolio los otros componentes de esa apuesta.

(Lea: ‘Colombia tiene potencial para ser un ‘hub’ de investigación clínica’)

¿En qué consiste la iniciativa que lideran?

En la salud, la innovación es el camino para resolver los problemas. Nosotros nos hemos enfocado mucho en la biología, en el DNA y cómo mejorar todo esto, pero esto no es solo una cuestión de ciencia y productos, también tiene que ver con hacer las cosas diferentes en los mercados.

(Lea: Biotecnológicos: Camino hacia tratamientos personalizados

Entonces, empezamos a hablar con todos los actores de la salud y nos dimos cuenta que, muchas veces, a las farmacéuticas nos ven desde un punto de vista muy transaccional. Queríamos hacer algo diferente y comenzamos a hablar sobre cuáles eran las necesidades mayores, los puntos que más les dolían a los distintos actores de la salud, como IPS y EPS.

(Lea: Bogotá, plaza obligada para los pesos pesados del ‘retail’) 

¿Qué encontraron?

Cuando voy enfermo a una EPS o a un hospital, muchas veces más que el servicio que me dan o el medicamento, o cuánto tardo en la fila, importa es la experiencia que tengo como cliente. ¿Sí me ayudan a guiarme?¿Me siento tranquilo?¿En un ambiente agradable? Y muchas veces esas son las quejas de los usuarios.

Un problema fundamental de la salud es el alto costo de los medicamentos. ¿Cómo actúan ustedes en ese aspecto?

Amgen es una compañía socialmente muy responsable y piensa en el valor, que sí tiene que ver con el precio, pero además con los beneficios para los pacientes.

Por otra parte, hemos creado muchas terapias pioneras en su clase para problemas como el cáncer, osteoporosis o problemas cardiovasculares, que son los que matan más colombianos, y estamos desarrollando un portafolio muy robusto en biosimilares, con lo cual podemos ayudar al sistema a reducir costos, al tiempo que libera recursos para la innovación.

¿En el país, cuántas líneas de biosimilares tienen?

Tenemos cuatro productos en proceso de aprobación del Invima y esperamos en los próximos meses poder lanzar el primero.

¿Será por la ruta rápida?

No estamos de acuerdo con la ruta rápida, porque creemos que cada producto es individual, especialmente los biosimilares.

¿Por qué expandirse en el país en un momento difícil, por la regulación de precios y desregulación en el ingreso de biosimilares?

Colombia cuenta con uno de los sistemas de salud más eficientes de América Latina, sino el más, y queremos ser un jugador en este mercado. La apuesta de Amgen es a largo plazo. Queremos construir con el Gobierno y los distintos actores de la salud un sistema sustentable y en el que podamos tener un crecimiento y un retorno justo para nuestros inversores. Entonces, si bien veo que tal vez no sea el momento más fácil para entrar, sí lo es para demostrar que Amgen es diferente.

¿Qué tan grande es su operación en el país?

El 99% de nuestras ventas son institucionales y, en el momento, tenemos un 1,9% de ese mercado, ocupando la posición número 12. Los números son confidenciales, pero le puedo decir que planeamos duplicar nuestras ventas en los próximos cinco años.

¿Cómo lo harán?

Con esta apuesta de alta innovación y de ayudar al sistema a través de los biosimilares, que son una necesidad importante, venimos con un portafolio que ofrece los cuatro productos ubicados entre los más vendidos en el país y tenemos en capilla por lo menos otros dos viables para los próximos dos a tres años, dependiendo de cómo evolucione la parte regulatoria.

¿De qué líneas serán los nuevos productos?

Tenemos básicamente cuatro áreas terapéuticas: hematología, oncología, cardiometabólicas y hueso. En cada una hay una mezcla de productos, ya sea biosimilares o innovadores, dependiendo de la patología y de las necesidades médicas que hemos visto a nivel global, porque estos son desarrollos globales.

¿Qué otros planes tienen?

Queremos crecer en el área cardiometabólica, donde hay muchas necesidades, no solo en el país sino en el mundo.

¿Cómo operan en el país?

Tenemos un servicio integral, no solo de ventas, sino de suministro del medicamento, educación médica, farmacovigilancia, calidad y todas las áreas que son necesarias para comercializar un producto. La investigación primaria de nuestros productos se realiza la mayor parte en California, donde nació Amgen y la manufactura la tenemos en Rhoad Island, Puerto Rico, Europa y Asia.

¿En qué países de la región están?

En Latinoamérica estamos presentes en cuatro países: México, Brasil, Colombia y Argentina, y a través de pequeños distribuidores locales, servimos al resto de la región.

¿Cuánto facturan?

En el país estamos en el rango de 100.000 a 150.000 millones, una cifra que nos pone muy orgullosos por el crecimiento de los últimos cuatro años.

¿Qué más viene ahora en sus planes?

Queremos crear, junto con diferentes gestores que estén interesados, tanques de conocimiento, lugares en los que podamos discutir cómo llevar esas ideas al futuro.

Por ejemplo, empezar a implementar pilotos de contratos diferentes. Ahora uno vende un producto, dependiendo del volumen ofrece un descuento y un operador o IPS lo pasa al mercado y lo recobra; en un futuro se puede proponer involucrar a terceros actores y compartir el riesgo entre Amgen y un asegurador o el mercado financiero y una EPS.

¿Lo han hecho en otras partes?

Tenemos el marco teórico, pero no hay ningún ejemplo concreto que se haya cerrado. En Colombia estamos ya hablando con un par de instituciones específicas para ver cómo colaborar en contratos globales prospectivos y compartir el riesgo con ellas. Para que este sistema sea sustentable cada uno tiene que poner un granito de arena.