Empresas

Mubrick, inmobiliaria que apuesta por la tecnología

La nueva firma se acompaña de herramientas como las neuroventas

Roberto Agudelo, CEO de Mubrick

Empresas Por: Portafolio

Mubrick es una inmobiliaria con éxito fundamentado en la combinación de tres herramientas poderosas: internet, neuroventas y respeto por los clientes.

“Igual que muchos colombianos, empezamos a frustrarnos con el servicio de las inmobiliarias tradicionales que dominaron el mercado por décadas. Descuidaron tanto al cliente, que la palabra ‘inmobiliaria’ tenía connotaciones negativas”, asegura Roberto Agudelo, fundador y gerente General de Mubrick Bienes Raíces.

(Lea: Mubrick, la inmobiliaria virtual que hará más efectiva la búsqueda de su vivienda)

Hasta la fecha, han prestado sus servicios a más de 28.000 compradores y 3.000 propietarios. Como resultado, han realizado más de 400 transacciones inmobiliarias, tanto residenciales, como comerciales. Adicionalmente, han sido caso de estudio en universidades, como el Cesa y la Sergio Arboleda.

(Lea: Siete pasos a seguir si está pensando en comprar apartamento

Mubrick aumenta la probabilidad de vender o arrendar las propiedades de sus clientes en menor tiempo. Para ello ofrece un avalúo gratuito, inmediato y de alta precisión; fotografías profesionales sin costo; promoción en Google, redes sociales, emailing y más de diez portales inmobiliarios; un contact center 12/7 que responde todas las llamadas y los emails; un asesor de alto perfil profesional; y el respaldo legal, notarial, bancario y tributario que exige el cierre del negocio.

“No pedimos exclusividad. Tampoco usamos avisos de ventana; son anticuados, dañan la estética del inmueble y, además, representan un riesgo para la seguridad del propietario. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que los compradores ya no recorren los barrios en busca de avisos”, agregó Agudelo.

Otra de las innovaciones es el entrenamiento en neuroventas que le brindan a sus asesores inmobiliarios. De esta manera identifican rápidamente los deseos más profundos de los compradores y arrendatarios para, así, presentarles solo inmuebles afines a su perfil de búsqueda.

“No nos conformamos con preguntarles su presupuesto, barrio y área; hay variables sensoriales, racionales y emocionales que no se pueden pasar por alto, menos cuando las familias están haciendo la inversión de sus vidas. Aprendimos que escuchar más y hablar menos optimiza el tiempo de todos”, señala Roberto Agudelo.

Su equipo comercial está conformado por profesionales mayores de 40 años, algunos de los cuales el mercado no valoró por la edad.

Mubrick fue construida con una estructura liviana de costos que le permita crecer a través de un modelo franquicia. Con esta idea en mente, pretenden atender la demanda que tienen en Barranquilla, Cartagena, Cali y otras ciudades capitales. “Los franquiciados deben ser personas o familias amantes de los negocios inmobiliarios y que además reconozcan la disciplina como el eje de su actividad laboral. Mubrick se ocupa del resto”, señaló Roberto Agudelo, la cabeza de Mubrick.