Empresas

Las maratónicas jornadas de trabajo del Ceo de Tesla, Elon Musk

La acción de la compañía va en picada y por tal razón redobló los esfuerzos para aumentar la producción y salir de la crisis. 

Elon Musk

Empresas Por: Portafolio

Elon Musk no ve otra opción que seguir trabajando a su implacable ritmo actual, sin importar las preocupaciones cada vez más profundas de los miembros de la junta e inversionistas sobre su salud y estabilidad mientras impulsa a Tesla Inc. hacia un posible renacimiento como una compañía que no cotiza en bolsa.

Apenas unas pocas horas antes del amanecer del domingo en California, Musk dijo que acababa de llegar a casa desde la fábrica de autos eléctricos donde ha trabajado arduamente -y con frecuencia, ha dormido- durante meses para aumentar la producción del sedán Model 3.

(Lea: Tesla suspende temporalmente producción de Model 3). 

El máximo ejecutivo refutó un mensaje de la magnate de medios digitales Arianna Huffington, quien lo instó a tomarse un descanso para que no deje de cumplir sus ambiciones de cambiar el mundo.

Lo siento, escribió Musk alrededor de las 2:30 am: "No es" una opción.

“Ford y Tesla son las únicas 2 compañías automotrices estadounidenses que han evitado la bancarrota. Acabo de llegar a casa de la fábrica. Crees que esa es una opción. No lo es”, respondió Musk.

El intercambio subraya la determinación de Musk de hacer que Tesla supere las dificultades que se aceleraron después de su tuit del 7 de agosto que sugería que había asegurado financiamiento para retirar a la firma de la bolsa a US$420 por acción.

En lugar de subir hacia ese valor, la acción ha caído en picada un 20 por ciento -para negociarse por debajo de US$300 en las primeras operaciones del lunes- a medida que se esclarece parte de la historia de Musk y crece la presión en el directorio de Tesla por su manejo del icónico CEO.

Las cosas no serán más fáciles esta semana, cuando Musk y el directorio de Tesla se alineen con sus respectivos grupos de asesores legales y financieros, todo en medio de las consultas de los reguladores de valores de Estados Unidos.

El domingo, el panorama se volvió un poco más complicado.

El fondo soberano de inversión de Arabia Saudita -el mismo inversor que Musk describió como una pieza central de su plan para retirar a Tesla de la bolsa- estaría considerando, según un informe de Reuters, comprar una participación en otra compañía estadounidense de autos eléctricos.

Según trascendió, el Fondo de Inversión Público de Arabia Saudí, que recientemente compró una participación de casi un 5 por ciento en Tesla, está en conversaciones para una inversión de US$1.000 millones en Lucid Motors Inc. que le daría al fondo el control de ese fabricante de automóviles.

Una portavoz de Lucid declinó hacer comentarios, y no fue posible contactar inmediatamente a los representantes del fondo saudita para solicitar comentarios sobre el informe de Reuters, que citó a personas con conocimiento de las conversaciones sin identificarlas.

Aunque Tesla y Lucid no están para nada en el mismo nivel -Lucid solo ha dado a conocer prototipos de autos eléctricos, mientras que Tesla produce miles de autos al mes-, la posibilidad de controlar a Lucid puede ser atractiva para los saudíes, ya que parte de su objetivo es diversificarse de la industria petrolera.

ALTIBAJOS DE LAS ACCIONES 

Tesla ha comercializado sus modelos de primera línea que cuentan con una aceleración extraordinaria como los modos "Demente" y "Absurdo".

Pero las características que algunos consumidores pueden desear en un automóvil no son necesariamente sostenibles en un ejecutivo de una firma automovilística.

Las acciones disminuyeron 1,8 por ciento a US$300 a las 5:46 a.m. hora de Nueva York antes de las operaciones regulares.

Eso extendió la caída del viernes, la más grande de Tesla en dos años, después de que el New York Times publicara una entrevista en la que Musk describió los últimos 12 meses como "el año más difícil y doloroso de mi carrera".

Las referencias al uso de Ambien y la conducción mientras tuitea han alimentado los llamados a que el directorio de Tesla intensifique su supervisión del CEO, presidente y mayor accionista.

Una carta abierta de Huffington, miembro de la junta directiva de Uber Technologies Inc., a Musk lo acusó de "demostrar una forma tremendamente ineficiente, anticuada y anticientífica de utilizar la energía humana".

Añadió en un tuit que el fundador de Tesla debería cambiar la forma en que trabaja.

En su entrevista con The Times, Musk dijo que ha sacrificado hitos familiares en la carrera para cumplir con los objetivos de producción de Tesla.

Bloomberg