Empresas

La diversificación, la receta de Supercoco que festeja 70 años

Con la estrategia de extensión, la empresa da nuevos pasos en la evolución en el negocio de chocolates y confitería en el cual es una fuerte jugadora.

Supercoco

Empresas Por: Portafolio

La marca de dulces Supercoco celebra siete décadas en el mercado como un referente de la confitería nacional.

Hoy el tradicional turrón con coco ha refrescado su imagen y diversificado su portafolio con nuevos empaques y presentaciones, bajo el lema de “El sabor con mucho coco”.

(Lea: Súper Alimentos cumple 60 años de producir y comercializar Supercoco, Barrilete, Chao, Bianchi y Kramel).

El arequipe, en diversas presentaciones, ha sido una de sus más recientes innovaciones, al lado del ‘tirudito’ una barra masticable con coco.

Igualmente, tiene un producto que se llama Supercoco Mix. Cada paquete personal tiene maní, también con coco caramelizado.

Luego del turrón o el reconocido dulce tradicional, la marca ya tenía en el mercado un bombón, solo que ahora modernizó su empaque.

La empresa ya tiene productos como el arequipe en supermercados de cadena y esta nueva familia ha sido presentada desde hace algunos meses en las redes sociales.

Detrás de esta reconocida marca entre los colombianos, está la compañía Super de Alimentos SAS, una empresa de Manizales que aparece en los primeros lugares entre las firmas del sector.

Aunque tiene producción en esa ciudad, también tiene una planta en Cartagena.

La lista de las primeras firmas en ventas en el negocio de los chocolates y la confitería en Colombia, según datos al 31 de diciembre de 2017, la encabeza Colombina que el año pasado registró 1,7 billones de pesos, cifra que sale de sus estados financieros consolidados.

Luego aparecen Casa Luker con $773.356 millones y en el tercer lugar se ubica CI Superalimentos (hoy Super de Alimentos SAS) con 226.769 millones.

El cuarto escaño lo ocupa Comestibles Aldor que en el 2017 cerró con ingresos operacionales por 201.730 millones de pesos.

De ocho personas que tenía para la producción de chicles y turrones de coco en 1948, hoy cuenta con más de 1.600 colaboradores.

Las exportaciones a varios países de la región y a algunas a mercados como Medio Oriente y África han sido un componente en lo negocios de Super de Alimentos. El lugar donde nació la compañía y la exitosa marca fue un taller llamado Fábrica de dulces Superman, en la capital caldense.

En 1967, luego de consolidar la fabricación de sus turrones de coco, tuvo su primera sede de producción en el centro de la capital de Caldas.

“En 1979, un grupo de pioneros manizaleños adquirieron la fábrica y fue Don Emiliano Henao Mejía quien tomó las riendas para trazar un nuevo camino de diversificación”, según reseña la compañía, al referirse a su evolución en estas 7 décadas de operaciones.

Una nueva etapa vive la compañía en 1987, cuando se pone al frente de la compañía Felipe Henao Mejía.

En medio del posicionamiento y el crecimiento Supercoco, en la década de los noventa la compañía empieza en firme el proceso de la diversificación de productos con el desarrollo de diversas marcas que han expandido el portafolio de dulces de esa empresa representativa del Eje Cafetero.

Un de ellas fue Barrilete, una barra masticable de colores.

Luego llegó a la familia de Super de Alimentos, Big Ben, otro caramelo de leche con sabores diferenciados.

Igualmente, apareció entre sus productos el dulce con sabores de frutas llamado Lokiño, así como sus Mentas Chao, que la empresa destaca como la primera masticable del mercado colombiano.

Hacia 1998, la compañía dio paso a Bianchi, un tipo caramelo de leche relleno de chocolate, que también tiene alta recordación entre los consumidores.

Esta marca también ha ampliado la canasta de productos con barras (Bianchi Bar), galletas de chocolate rellenas de caramelo (Stix) y Bianchi Wafer.

Igualmente, ha presentado esta marca Bianchi en presentación de Drops (pequeñas pastillas).

En el recorrido por su historia, la empresa resalta haber logrado en 1998 la primera certificación BASC, con la cual buscaba promover y apoyar el fortalecimiento de los estándares de seguridad dentro de las empresas exportadoras, para tener el control de su cadena logística.

Igualmente, recibió la certificación ISO 9001, que demuestra la capacidad de la organización para mejorar su eficacia y lograr la satisfacción del cliente.

Otro hito para esta empresa colombiana es con el lanzamiento en el 2004 de Trululu, influyente en el mercado de las gomas. En el 2016 en la capital de Caldas Además, tiene Oka Loka, que la empresa describe como productos disruptivos en sabores, texturas y mezclas.

Ahora con la estrategia de extensión de su marca Supercoco, la empresa colombiana da otro paso en la evolución de su negocio.