1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Castilla, a punto de parar la operación

Por los saboteos, Ecopetrol ha dejado de producir en 92 pozos.

nstalaciones de la estación Acacias de  Ecopetrol en el municipio de Castilla La Nueva (Meta).

Archivo

POR:
Portafolio
mayo 15 de 2017 - 08:26 p.m.
2017-05-15

El campo Castilla, la joya de la corona para Ecopetrol en cuanto a producción de petróleo, está a punto de parar su actividad debido a la escalada de ataques que se dio dentro de la protesta que protagonizaron el pasado lunes manifestantes del municipio de Acacias (Meta) para rechazar los cambios en la política de contratación de mano de obra local.

(Vea: En video quedó registrado el sabotaje a instalaciones de Ecopetrol en Acacías (Meta)

La petrolera colombiana denunció una ola de amenazas y amedrentamientos contra los trabajadores, así como sabotajes a las instalaciones e infraestructura en el citado campo.
En la madrugada de ayer lunes, según versión de Ecopetrol, encapuchados ingresaron al taladro Independence 204 ubicado en la vereda El Triunfo, a pocos kilómetros de Acacías, donde amenazaron e instaron a los trabajadores que se encontraban de turno a abandonar la operación.

(Lea: Sabotaje a instalaciones de Ecopetrol en el Meta amenaza con contaminar río

Además, fue quemada una camioneta al servicio de Ecopetrol y fueron abiertas las válvulas de varios pozos, lo que originó un derrame de crudo sobre el río Orotoy que no se ha podido controlar porque los integrantes de la protesta impiden el ingreso de las cuadrillas de atención de emergencias.

Pero los hechos violentos no pararon ahí. Además de las agresiones contra el personal que estaba reparando la malla que protege el campo y que fue averiada el domingo por los mismos manifestantes, se dio el ataque con piedras a los vehículos que llevaban a personal contratista. Así mismo, le lanzaron elementos incendiarios al helicóptero que intentaba aterrizar en el sitio para entregar la alimentación a los trabajadores de turno.

Debido a estos saboteos, Ecopetrol ha detenido la operación en 92 pozos, con lo cual se han dejado de producir 10.000 barriles diarios. El campo Castilla tiene 503 pozos activos.

DIFERENCIA LABORAL

El boicot, según un vocero de Ecopetrol, se presenta como “una reacción violenta de unos líderes de varias juntas de acción comunal reunidos en una corporación que se llama Cjaid, quienes están en desacuerdo con que se aplique el Decreto 1668 del 2016".

Esta normativa, expedida por el Gobierno Nacional, según Ecopetrol, amplía la posibilidad de contratar mano de obra local a todo el municipio de Acacias;
sin embargo, los manifestantes exigen que solo sean habitantes del área en donde están ubicados los campos de producción.

“Ese decreto promueve una contratación laboral transparente, a través del Servicio Público de Empleo, y en el que tienen los mismos derechos todos los habitantes del municipio de Acacías”, señaló a Portafolio la fuente de Ecopetrol.

Agregó que antes se tenía que escoger de algunas veredas al personal, y el Cjaid era el intermediario para seleccionar quiénes trabajaban; pero se presentaron muchas denuncias, ya que a los aspirantes a ingresar a una empresa contratista se les cobraba una comisión hasta del 15%.

“Los líderes del Cjaid no quieren perder un negocio y por eso promueven estas propuestas de vandalismo”, añadió.

El funcionario señaló además que la petrolera colombiana ha promovido una contratación transparente y gratuita, sin tener que pasar por las juntas de acción comunal.

“Es un tema delicado. Hace un par de años asesinaron a Edith Santos por denunciar hechos relacionados con la intermediación laboral, y ahora por las vías de hecho pretenden mantener las comisiones, llegando incluso hasta la parálisis de la operación”, recalcó el vocero de Ecopetrol.

Compartir