Colombia, sin interés de renegociar el Tratado de Libre Comercio con EE. UU. | Empresas | Negocios | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Colombia, sin interés de renegociar el Tratado de Libre Comercio con EE. UU.

Hoy el representante Comercial, Ron Kirk, dirá en el Congreso qué es lo que quieren del país en lo q

POR:
marzo 08 de 2011 - 11:40 p.m.
2011-03-08

El Gobierno colombiano fue categórico en reiterar que el Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado con Estados Unidos ‘es una unidad sellada’ y que no tiene interés alguno en reabrir la negociación.

La afirmación es del ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, como respuesta a las exigencias formuladas por sindicatos de Estados Unidos de reabrir las negociaciones del TLC si se quiere que el acuerdo comercial tenga algún futuro en el Congreso.

Las organizaciones sindicales piden reducción significativa y cuantificable de las estadísticas sobre violencia contra líderes sindicales y de la tasa de impunidad, renegociar apartes del TLC sobre inversiones y servicios, reformas a las leyes de cooperativas de trabajo asociado, entre otras.

Si el Gobierno de Estados Unidos acoge la posición de los sindicatos, esto implica que no habría TLC antes de dos años, advirtió el presidente de Acolfa (gremio de los fabricantes de autopartes), Camilo Llinás.

En ese evento, los exportadores colombianos quedarían en el peor de los mundos: sin acuerdo comercial a la vista y sin preferencias arancelarias desde el 12 de febrero.

Díaz-Granados señala que no hay argumento alguno que justifique reabrir la negociación comercial. Las preocupaciones que tengan las autoridades, organismos no gubernamentales y sindicatos estadounidenses perfectamente las pueden ventilar, “pero consideramos que no es procedente el que apunten hacia una negociación comercial para reabrir lo que el tratado ya cerró”. El Ministro enfatizó en que esa no es sólo su posición, sino la del Presidente de la República.

Dirigentes gremiales, como Luis Carlos Villegas (Andi) y Javier Díaz (Analdex), también se han expresado en contra de la posibilidad de reabrir negociaciones del TLC. Para hoy (miércoles) está previsto que el representante Comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, diga en una audiencia en el Congreso qué es lo que quieren de Colombia en lo que ellos llaman tareas pendientes.

El Ministro de Comercio observa que hay sectores de EE. UU. que quieren ver avances en temas como derechos humanos, protección de los derechos laborales, temas que Colombia tiene que sacar adelante independientemente de que haya o no TLC, comentó.

“Es claro que no nos interesa renegociar el TLC y que Colombia va a seguir en su agenda de reformas para mejorar la calidad de vida de los colombianos por convicción propia y del Gobierno”, insistió Díaz-Granados.

El funcionario espera que Kirk diga hoy con claridad cuáles son los asuntos que consideran que deben ser mejorados y que digan con exactitud cuál es la fecha (día o mes) en la que su Gobierno va a llevar el TLC al Congreso para superar la ambigüedad en que ha estado desde hace varios años.

“Aspiraría a que (Kirk) dijera no sólo cuáles son los asuntos, sino cuándo van a llevar el acuerdo al Congreso para que sean consecuentes entre el discurso y la acción, porque lo que no es consecuente es que nos pidan acciones y no pongan fecha para el TLC”, reiteró el Ministro. Camilo Llinás comenta que si el Ejecutivo estadounidense acoge la posición de los sindicatos habría que pensar en un plan B, que es la renovación de las preferencias (Atpdea) por un plazo mucho más largo de seis meses para tranquilidad de los empresarios colombianos que venden sus productos en el mercado de Estados Unidos con los beneficios arancelarios. Lo anterior, explicó, porque reabrir las negociaciones significa varias rondas y trabajar sobre temas que Colombia ya negoció y cerró. No obstante, dijo que si el Gobierno estadounidense pone esa alternativa sobre la mesa, “habría que mirarla”.

Dados los intereses colombianos en Estados Unidos y su importancia como el primer socio comercial, señaló Llinás, “si es necesario sentarnos nuevamente a negociar, pues tendríamos que hacerlo”.

Gobierno evasivo

El Gobierno del presidente Barack Obama señaló el lunes que estaba listo para iniciar conversaciones finales con el Congreso estadounidense para aprobar un Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur, pero guardó silencio sobre pactos con Colombia y Panamá que importantes republicanos también quieren sacar adelante.

Compartir