1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Condimentos El Rey deberá repetir la asamblea del 2015

Fallo del tribunal arbitral reivindica el derecho de los accionistas minoritarios.

El Rey fue la marca de condimentos que lideró en su grupo con 86%.
POR:
Portafolio
mayo 09 de 2017 - 09:53 p.m.
2017-05-09

Dos años después de haber realizado su asamblea de accionistas para definir qué hacer con los remanentes que le quedaron de su operación del 2014, la Fábrica de Especias y Productos El Rey S.A. deberá repetirla.

Así lo ordenó un tribunal arbitral constituído a instancias de la Superintendencia de Sociedades al decidir una controversia surgida entre los accionistas de esta compañía.

(Lea: El Rey planea conquistar nuevas categorías

El proceso inició luego de una demanda instaurada por Otto Baños Cardozo y por la sociedad Otto Baños y Compañía S.C., en la que se solicitó la anulación de las decisiones adoptadas por la mencionada asamblea, en la cual se propuso no repartir dividendos y en vez de eso, destinarlos a una reserva especial para la adquisición de acciones, según documentos que reposan en el expediente.

(Lea: Condimentos El Rey le apuesta a la innovación

Esta es una empresa familiar en la cual Otto Baños es socio minoritario y varios hermanos suyos conforman la mayoría. Allí detenta el 11,25% de la propiedad accionaria (1,25% a nombre propio y 10% por la firma Otto Baños y Compañía S.C), por lo cual no tuvo éxito al oponerse a la proposición. Luego, instauró la queja ante la Supersociedades, pidiendo que se reversara la decisión de no entregar dividendos y que lo indemnizaran por perjuicios ante lo que consideró un abuso del derecho de quienes tenían la mayoría.

La sentencia expedida por el tribunal acogió parcialmente sus pretensiones, al anular las decisiones adoptadas en la asamblea ordinaria del 2015, según consta en el laudo del Centro de Arbitraje de la Supersociedades.

Según otra fuente cercana al tema, la razón habría sido que se demostró que al tomarlas no se contó con la mayoría calificada del 75%, como lo ordenaban los estatutos y por tanto estaban viciadas.

Sin embargo, lo segundo se negó por considerar que Otto Baños demandó a la empresa y no a los socios que constituyeron la mayoría y que habrían cometido la supuesta irregularidad.

El tribunal estuvo integrado por el exsuperintendente de Sociedades, Dario Laguado Monsalve; el exsuperintendente delegado de Inspección, Vigilancia y Control, Luis Eduardo Arellano, y el experto en derecho concursal, comercial y de sociedades Álvaro Ordóñez.

El proceso tardó seis meses y la Súper considera que marca un hito, no solo por su celeridad sino por el aporte que hace a la doctrina societaria, ya que trata con especial detenimiento y cuidado materias tales como los requisitos y quórum necesarios para la adopción de decisiones en asambleas de accionistas en las que se reparten utilidades y temas como el abuso del derecho de voto de los accionistas. También hace un recorrido por la jurisprudencia expedida por la Delegatura para Procedimientos Mercantiles.

Compartir