1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Crece incertidumbre por daños que pueda causar Hidroituango

Empresas Públicas de Medellín (EPM) está preocupada por los elevados costos que representará atender la emergencia.

Derrumbe Hidroituango

Vista de una parte del desastre que o curre en Hidroituango.

EPM

POR:
Portafolio
mayo 15 de 2018 - 09:43 p.m.
2018-05-15

A EPM no la trasnocha la puja por la distribuidora Gas Natural. El verdadero dolor de cabeza para el conglomerado antioqueño es sacar del sombrero la fórmula para que la Nación les ayude por la tragedia de la Hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango) por la inundación provocada del cuarto de máquinas.

Portafolio estableció que desde la semana pasada, cuando se tomó esta decisión, los abogados del grupo, en compañía de asesores externos, vienen explorando varias alternativas con el fin de trasladarle al Gobierno Nacional una fracción del problema y que desde las arcas públicas se cubra el hueco financiero.

(Lea: Fitch puso observación negativa a EPM por caso Hidroituango

Para los asesores jurídicos del conglomerado, el panorama está pasando de castaño a oscuro, ya que al analizar las consecuencias que traería el llenado controlado del cuarto de máquinas, la recuperación del lugar se estima en más de US$500 millones, dinero que ni el país ni la misma EPM poseen.

(Lea: Cerca de 600 campesinos evacuados por emergencia en Hidroituango

Esta cifra corroborada por voceros de la banca de inversión a los que Portafolio consultó, y que conocen al detalle la situación, pero que pidieron reserva del nombre por lo complicado del caso, no dudaron en afirmar que el tema es complejo.

(Lea: Declaran calamidad pública en zona de Hidroituango

Según los peritos en banca, lo delicado del tema obedece a que prácticamente tocaría montar un nuevo cuarto de máquinas para que Hidroituango cumpla con el compromiso y garantice el suministro de energía al 100% al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Hay que tener en cuenta que lo que le entró fue agua contaminada y llena de desechos y sedimentos del río Cauca. Y lo que se encontraba en este lugar eran equipos de última tecnología, delicados y sensibles por su misma fabricación”, describió uno de los analistas.

La fuente reiteró que, “así los técnicos de EPM se sienten en la palabra para argumentar que el Centro de Control se salvó porque no se mojó, el cuarto de máquinas es la espina dorsal del proyecto, el verdadero cerebro, es el lugar donde se encuentran las turbinas que generan la energía”.

Los consultores en banca de inversión así como expertos del sector coincidieron en señalar que esto solo sería la punta del iceberg, porque el problema de fondo se debe coger con pinzas, y es sobre quién recae la responsabilidad financiera para adelantar las tareas de remoción.

Un experto le comentó a este diario que otro de los actores, Conconcreto, como líder del proyecto en su ejecución bajo el contrato EPC (Engeenering, Provement y Construction, por sus siglas en inglés), debería poner el pecho, “pero desde el punto de vista económico no lo puede hacer porque no tiene los recursos para asumir los costos por la pérdida”.

Añadió que EPM, por haber ejecutado el proyecto con sus pólizas, debería asumir el riesgo, “aunque estas las pudo haber tomado el conglomerado sobre la empresa, y no sobre la obra, como en un contrato normal de construcción; es decir, entrega de llave en mano y con el botón prendido de la hidroeléctrica por parte del constructor”.

Cabe anotar que, en el mismo contrato se establece el cronograma con fechas para la entrega puntual de cada obra. Esto garantizará el cumplimiento, lo que ayuda a que el administrador del SIN también ajuste la disponibilidad.

Sin embargo, otra de las fuentes indicó que la decisión del llenado del cuarto de máquinas fue de EPM, situación que se sale de lo normal, ya que el desarrollo de la obra está aún en manos de Conconcreto.

A esto se suma que, semanas antes, la multinacional francesa Alstom, fabricante de las ocho turbinas de generación en Brasil, entregó formalmente las máquinas.

Esta es la otra pregunta que se pone sobre la mesa, según los expertos: “¿Quién va a asumir los daños de los equipos y de la ingeniería que se hizo y que es un problema serio, que normalmente corre por cuenta de quien ejecuta el EPC (Conconcreto)? ¿Quién va asumir los daños por las demoras?”.

Compartir