Empresas
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas aprovechan más a sus empleado cuando trabajan desde la casa

Estudio pionero sobre la productividad del teletrabajo, dirigido por la Universidad de Stanford, arroja nuevas luces sobre esta modalidad laboral.

Teletrabajo

La investigación revela que la tasa de deserción, uno de los fenómenos que más afectan ese tipo de industria, cayó 50%.

Archivo particular.

Empresas
POR:
Portafolio
julio 15 de 2017 - 05:38 p.m.
2017-07-15

A pesar de los aspectos negativos que han surgido alrededor del trabajo en casa, los beneficios de esta modalidad laboral son mucho más contundentes que los prejuicios que van en su contra, sostiene el profesor de la escuela de Negocios de la Universidad de Stanford, Nicolás Bloom.

(Lea: Las razones por las que IBM y Apple le está poniendo fin al trabajo remoto

Poseedor de un doctorado en economía en el College de Londres, y una maestría en Filosofía en la Universidad de Oxford, Bloom, de origen inglés, sostiene que la antigua tradición que exige la presencia de los empleados en la oficina, es obsoleta, y desconoce las múltiples opciones que brindan las tecnologías de la información para lograr de esa forma de trabajo, resultados que benefician tanto al trabajador como a las propias empresas.

(Lea: Poca confianza de los jefes, el mayor reto del teletrabajo en el país

Señala que dicha modalidad adquiere mayor validez en campos como el de los servicios, aunque también es claro que, a nivel de gerentes, en diversos sectores económicos, las empresas mantienen su rendimiento, aun cuando estos acostumbran trabajar desde su casa por lo menos un día a la semana.

(Lea: La indisciplina, una de las razones por las cuales el teletrabajo no arranca en Colombia

En el fondo, indica, se trata de una modalidad que está en línea con el deseo generalizado de la sociedad, de equilibrar la vida familiar con la familiar.

En el núcleo de las empresas estadounidenses, por ejemplo, las actitudes gerencias frente a dicha modalidad de trabajo, responden a muy diferentes criterios. Por ejemplo, en el área de los servicios de compañías áreas, explica, en empresas como JetBlue, la política es que todo el personal de ventas y reservas, trabaje desde la casa; en tanto que, en American Airlines, todo el personal debe operar en la oficina; mientras que en United Airlines, hay una mezcla de alternativas.

No obstante, bajo el propósito de detallar los aspectos poco conocidos, buenos y malos, del denominado teletrabajo, Bloom emprendió el mayor experimento sobre la materia, estudiando de primera mano a una empresa que sirvió de laboratorio para tal fin: la mayor agencia de viajes de China, CTrip, con 16.000 empleados.

En un proyecto que se extendió por dos años, Bloom, con la anuencia de los directivos de la empresa, eligió cerca de 1.000 empleados voluntarios. Repartidos en dos grupos con idénticas tareas, y dotados con el mismo equipo de computación, uno trabajando toda la semana en su sede en Shanghái, y el otro, en su casa durante 4 días, y el quinto día en la oficina principal.

RESULTADOS

El rendimiento creció en promedio 13 por ciento, para el grupo de trabajadores en casa, y la productividad subió 4 por ciento por minuto. La tasa de deserción, uno de los fenómenos que más afectan ese tipo de industria, cayó 50 por ciento.

En general, la compañía se ahorró un promedio de US$2.000 por empleado, de los cuales US$1.400 correspondieron a costos operativos, en especial los relacionados con el arrendamiento de oficina.

Se estima que reclutar y entrenar un nuevo empleado, implica por lo menos ocho semanas laborales, con su correspondiente costo para la empresa.

Por otro lado, mediante encuestas que se realizaron posteriormente, los trabajadores involucrados expresaron sentirse más satisfechos por trabajar en casa, poderse tomar tranquilamente un café o un té, o sentarse a almorzar en un ambiente tranquilo.
Sorprendentemente, trabajaron nueve minutos más por día, que sus colegas de oficina.

Pero asimismo anotaron algunas preocupaciones iniciales, previas al experimento, como la sensación de quedar marginados del ambiente de la empresa, de perder las posibilidades de crecimiento que dan las relaciones interpersonales, y de quedar excluidos de los procesos de promoción y ascenso.

Sin embargo, en este último aspecto, se verificó que, durante el periodo de la investigación, el 17 por ciento de los integrantes fueron ascendidos a posiciones superiores en la empresa.

Germán Duque Ayala
Especial para Portafolio
Miami