1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Las empresas no quieren quedar ‘fuera de lugar’

Muchas diseñaron planes para que el Mundial de Fútbol afecte lo menos posible su productividad. Esta pueda ser, en cambio, una buena oportunidad.

Mundial de Rusia

El Mundial debe promover la integración.

Néstor Gómez/Portafolio

POR:
Portafolio
junio 08 de 2018 - 08:54 p.m.
2018-06-08

Los mundiales de fútbol suelen alterar de manera notoria la cotidianidad de las empresas, pero también pueden convertirse en una oportunidad para mejorar el ambiente laboral.

En el pasado, muchos directivos se han enfrentado a ver cómo los trabajadores sacan excusas para no asistir a su jornada, a que bajen el ritmo en su labor, a tenerlos cabizbajos mientras escuchan a la distancia las celebraciones de gol o, lo que es peor, a que se presenten accidentes por desconcentración.

(Lea: ¿En cuánto reducirá el mundial la productividad de las empresas?)

Andrés Fuentes, manager country en Colombia de la plataforma de pagos digitales PayU, explica que en su caso no se afecta la productividad debido a que le ponen más atención al cumplimiento de metas que a los horarios. Sin embargo, acepta que es frecuente que sus partners cancelen citas, posterguen decisiones y bajen el ritmo de ejecución de los proyectos, lo cual sí los perjudica.

Por eso, haciendo acopio de la experiencia, la política de la mayoría de las compañías, a propósito del Mundial Rusia 2018, es que si no puedes con el ‘enemigo’, debes unirte a él. Muchas han hecho su planeación de este periodo que va del 14 de junio al 15 de julio.

(Lea: ¡Empresas deben dejar ver a sus empleados los partidos del mundial!

Una encuesta que hizo la consultora internacional Mercer Marsh entre 442 de las compañías más grandes de cinco países de América Latina reveló que el 82% va a implementar beneficios tanto en el lugar de trabajo como mediante la flexibilización de horarios para sus empleados.

No obstante, hubo variaciones por países, de manera que en Colombia, donde la muestra fue más abundante, con 173 firmas, la respuesta positiva alcanzó a un 77%, igual que en Panamá; en Perú fue el 86%, en Argentina, del 91% y en Uruguay de 94%.

(Lea: Pékerman ya eligió a los 23 jugadores que irán al Mundial de Rusia

A nivel general, el 18% que respondió negativa al anterior interrogante, dio las siguientes razones: el 15% dijo que “no hay presupuesto asignado para este tipo de beneficios”, el 17% que “no ha sido contemplado” dentro de los planes de trabajo del 2018 en recursos humanos y el 55% adujo la afectación de la producción y que el tipo de trabajo no se los permite.

“Para los apasionados por el balompié, (el Mundial) puede generar distracción e incluso dispersión en las tareas que les han encomendado. Por tal razón, la productividad entendida como la optimización del uso de los recursos, se puede ver afectada de manera considerable”, expresaron los docentes de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables de la Universidad de La Salle Esperanza Díaz y Ómar Andrés Sierra.

Así, anotaron también que es importante tratar de disminuir el impacto concertando mecanismos para la reposición del tiempo de los partidos en horarios adicionales y haciendo compromisos de cumplimiento.

Por su parte, Carlos Rubio, gerente regional de consultoría en beneficios para la Latinoamérica de Mercer- Marsh, resaltó que las empresas pueden incorporar las facilidades para disfrutar del Mundial dentro de sus programas de salario emocional que redundan en la fidelización de su talento humano.

La encuesta consultó también, entre las que tienen beneficios para los trabajadores por el Mundial, de qué tipo son estos. En Colombia, las respuestas indicaron que las gabelas más extendidas, en su orden, son disponer de una sala de televisión en el lugar de trabajo, adecuar el comedor de la empresa para ver los partidos, concursos para medir el acierto en los resultados de los cotejos, la decoración alusiva a fútbol en las respectivas secciones y los espacios comunes y dejar que la gente vaya vestida con la camiseta de la Selección o de su equipo preferido cuando estos juegan.

Otros disponen de snacks, proveen de maquillaje facial, organizan sesiones de fotos, promueven las populares ‘pollas’ y planean celebraciones posteriores si la Selección tiene un buen resultado, bien en la misma oficina o en un lugar cercano.

Incluso, algunas programan torneos de Wii y play station, dejan que la familia vea los partidos en el espacio laboral, rifan balones, realizan concursos de fotografía o premian a la mejor hinchada.

En el caso de la propia Mercer Marsh, según Rubio, en su sede de Medellín, donde laboran 160 personas, la firma hizo una encuesta sobre los dos partidos en los cuales no juega la Selección Colombia, y que les suscitan más interés, con el fin de ubicar una pantalla gigante para verlos, sin que el tiempo se descuente. También ubicó una mesa en el comedor para el intercambio de ‘monas’, donde se hacen corrillos a la hora del almuerzo y en el descanso de la tarde. Y en la sede de Bogotá de PayU, donde laboran 250 personas, habrá horarios flexibles y para la gente que esté en el lugar, repartirán pasabocas cuando juegue la Selección, fuera de otros privilegios mundialistas.

La multinacional alemana Basf decorará las oficinas y proyectará los partidos de Colombia, Brasil y Alemania para integrar a sus oficinas en estos países.
Tiempo flexible


Los beneficios en tiempo ocuparon un lugar especial en la encuesta. Ahí las modalidades ganadoras en Colombia son permitir un “horario flexible acorde con el partido de la Selección” (80%), disponer de una “jornada continua con salidas más temprano” según el horario del partido (48%), dar el día libre compensable (5%) y el día libre no compensable (3%).

Estas estrategias resultan además una manera de disminuir el riesgo público, ya que en el pasado se han presentado fuertes congestiones en las vías y hasta han sucedido accidentes, bien cuando la gente trata de llegar a casa rápido para el partido, o durante la celebración de un triunfo.

Muchas compañías que no han implementado estas estrategias manifestaron que serían pertinentes. “Al ver la encuesta observaron que había mucha cosa que no hacían, pero manifestaron que sí querían realizarlas a futuro”, cuenta Rubio.

El especialista resalta la importancia de que ellas no se vean como acciones aisladas, sino que, por el contrario, el empleado perciba iniciativas direccionadas y coherentes con la estrategia del negocio y el mejoramiento de su calidad de vida.

“Este estudio evidencia que los líderes de Recursos Humanos consideran que para sus empleados el salario y los beneficios monetarios no son los únicas variables de interés para sentirse atraídos y retenidos en una empresa; los beneficios relacionados con balance vida/trabajo, flexibilidad de tiempo, beneficios en el lugar de trabajo y temas de recreación y diversión, son pieza fundamental de la propuesta de valor al empleado”, dicen los especialistas de Marsh en las conclusiones del estudio.

TÁCTICAS PARA HACERLE GOLES A LA PRODUCTIVIDAD EN EL MUNDIAL

Esperanza Díaz y Ómar Sierra, expertos en productividad de la Universidad de La Salle, recomiendan 5 cosas con el fin de que las compañías saquen provecho del Mundial. Lo primero, según ellos, es usar el espacio laboral como un escenario de aprendizaje en el cual ver y compartir los partidos sea una oportunidad de conocer los gustos de los otros, aprender a negociar qué y dónde pedir de comer, elevar la convivencia laboral y promover prácticas ecológicas como el reciclaje de vasos y platos usados.

Dos, crear concursos en los que todos aporten ideas, premios y sanciones para superar las metas del mes recurriendo a nuevas fórmulas o mecanismos frutos de creatividad.


Tres, hacer análisis posterior a partidos para fortalecer el trabajo en equipo, sacando el aprendizaje de lo que ocurrió en la cancha. Cuarto, usar el certamen para bajar niveles de estrés. Y quinto, motivar la administración por objetivos, mirando cómo mejorar el tiempo, la atención y concentración dedicado a labores fundamental en busca de elevar la eficiencia, y elevar la calidad del descanso.

Compartir