1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Avanzar en tecnología, el reto de Baker McKenzie

La firma tiene innovaciones digitales gracias a lo que hacen los centros de desarrollo de Belfast y Manila.

Tatiana Garcés, socia Directora de Baker McKenzie y socia Principal del Grupo de Derecho Laboral.

Tatiana Garcés, socia Directora de Baker McKenzie y socia Principal del Grupo de Derecho Laboral.

Cortesía/Baker McKenzie

POR:
Portafolio
agosto 24 de 2017 - 08:44 p.m.
2017-08-24

Con la perspectiva de aprovechar cada vez más las herramientas digitales para sus clientes, la firma de servicios legales Baker McKenzie celebra los 80 años de operación de su oficina en Bogotá.

(Lea: Crisis de Brasil ‘le pegará’ al ritmo de la inversión) 

Álvaro Correa, socio principal del Grupo de Práctica de Propiedad Intelectual, destaca cómo a través de los años la firma se ha sostenido, respondiendo a los retos de cada momento.

(Lea: ‘En negocios, el arranque del 2017 debe ser positivo’

Con 43 años en la compañía, el directivo señala que en la tercera generación de expertos que hoy está al frente “hemos vivido un cambio dramático en el ejercicio de la profesión. A nosotros se nos enseñó derecho, pero hoy en día ya el manejo de una oficina de estas requiere conocimientos sobre administración y manejo de tecnologías”.

A su juicio, el legado del equipo de abogados actual a la cuarta generación que está en formación es esa experiencia.

“Ya estamos entrenándolos para las misiones globales. Puedo decir que estamos orgullosos al tener nuestra cuarta generación con máster y estudios en distintas áreas del derecho y la administración. Dejamos la firma preparada para los retos que se nos vienen. La competencia se nos aumentó, cuando hace 20 años éramos los únicos”, comenta.

Por su parte, Tatiana Garcés, socia Directora de Baker McKenzie, y quien lleva 25 años en la firma, destaca la evolución en el servicio que ha tenido para atender a sus clientes.

A su juicio, los profesionales tienen toda la disposición y el sentido pragmático para resolver las situaciones que les plantean sus clientes en medio de un contexto legal que, en ocasiones, no es fácil.

“Tenemos una visión muy clara sobre cómo ayudarles. La compartimos todos y la podemos consolidar a lo largo de estos años de ejercicio”, añade.

Cumplidas ocho décadas de labores, Baker McKenzie le apunta a jugar un papel relevante en un mercado competido gracias a sus ventajas competitivas, dice Garcés.

Destaca la visión global para atender las expectativas de los clientes en los diferentes países y una red consolidada, debido a que en la oficina en Bogotá “no están corresponsales, sino verdaderos socios”.

Un aspecto para mejorar el desempeño de la firma y diferenciarse con la competencia es el campo tecnológico. Según Tatiana Garcés, la compañía tiene innovaciones digitales gracias a lo que hacen los centros de desarrollo de Baker McKenzie en Belfast y Manila.

“Tratamos de diseñar nuestras bases de datos de manera diferente y desarrollamos aplicaciones. Una de estas herramientas, que está en funcionamiento, permite que si una empresa recibe una visita inesperada de la autoridad de competencia, pueda tener a la mano orientación inmediata sobre cómo actuar, cómo responder y a quién llamar”, asegura. Igualmente, la empresa cuenta con sistemas modernos para revisar la información relacionada con los procesos de debida diligencia, propios de las grandes transacciones.

“Además, contamos con redes compartidas con nuestros clientes para acceder a información actualizada sobre el estado de su proceso, de su gestión”.

En la parte de patentes y marcas, la compañía de servicios legales también se declara pionera en el tema de bases de datos.

Al respecto, Álvaro Correa destaca que la firma cuenta con un software especializado, el primero diseñado fuera del país y el primero aplicado en Colombia.

“Es un administrador que les permite a los clientes acceder a la información al día sobre cómo están en materia de la propiedad intelectual. La firma evolucionó y hoy somos absolutamente digitales en la comunicación, gracias al aporte de Baker McKenzie con esta herramienta única, la cual es aceptada por la Superindustria. Eso ahorra tiempos y papelería, al tiempo que genera rapidez y eficiencia”, afirma.

Compartir