1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Nuevas empresas colombianas llegan al mercado de El Salvador

Las inversiones superan los mil millones de dólares y ahora entran a los sectores de confecciones y

POR:
marzo 09 de 2011 - 10:47 p.m.
2011-03-09

La Agencia de Promoción de Inversiones (Proesa), de El Salvador, prevé que durante los próximos meses al menos seis nuevas empresas colombianas tendrán operación propia en ese país centroamericano.

Entre los atractivos están la ejecución del tratado comercial, la ubicación como puente a otros mercados más grandes como México, Estados Unidos y Canadá, y concesiones en energía e infraestructura.

El director de Proesa, Mariano Olazábal, dijo a medios de comunicación que las firmas colombianas interesadas en entrar a su país pertenecen a los sectores de confecciones y textiles, turismo, servicios portuarios, call centers, energía y servicios de salud.

Según el diario La Prensa Gráfica, “serán proyectos grandes”. En servicios, el empresario mencionó el interés de la Sociedad Portuaria de Cartagena y Muelles El Bosque de presentarse a la concesión del puerto de La Unión, así como el de la firma Intertug en el dragado y transporte de una terminal marítima.

En turismo, agregó, existe interés en seis proyectos, de los cuales cinco son complejos que incluyen hotel y marina. La otra licitación en la que están interesadas compañías colombianas es un aeropuerto en la ciudad de La Unión, mientras que en el sector energético, al menos cuatro exploran la posibilidad de invertir en la generación de biocombustibles, una en energía eólica y otra en la instalación de pequeñas centrales hidroeléctricas. Una de las empresas colombianas que inició operaciones en ese país centroamericano fue Supertex, división del Grupo Fanalca, que fabrica prendas deportivas y ropa de baño para marcas internacionales como Adidas. La firma abrió una factoría en una zona franca del municipio de Chalchuapa que ya tiene 1.500 empleados, en la que habría invertido unos 18 millones de dólares.

En este sector, la propuesta de Proesa es que las empresas ‘cafeteras’ utilicen El Salvador como puente para tener acceso a otros de Centroamérica, República Dominicana, México y EE. UU. “Pueden traer la tela, hacer las prendas acá para acceder a la simple transformación”, afirmó Celia Hernández, asesora del organismo.

A las nuevas inversiones de colombianas en El Salvador se sumaron recientemente la administradora de pensiones y cesantías Protección, que compró su homóloga Crecer, y su matriz, el Grupo Sura, que tomó el control de la aseguradora Asesuisa.

Más negocios en esa región

EPM concretó en días pasados la compra de la Distribuidora de Electricidad del Sur (Delsur), con 320.000 clientes, que es la segunda empresa de este sector.

Paralelamente, Quality Health Advisors (QHA) -empresa en la que participa la colombiana Ajoveco- inició la construcción con otros socios de un centro de distribución de imágenes radiológicas, con una inversión de un millón de dólares.

Proesa estima que en los últimos dos años han entrado a El Salvador unas 20 empresas colombianas.

También suma la alianza de Avianca con la aerolínea Taca y la compra reciente de los derechos locales del Banco Credomatic por parte del Grupo Aval.

Igualmente, el grupo EMI compró por 1,8 millones de dólares el ciento por ciento de la sociedad Servicios de Atención Médica.

Compartir