1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

‘Si algo no es fácil no significa que sea imposible’

María Leticia Ossa, socia de la firma Willkie Farr & Gallagher LLP, fue destacada por la Fundación Women Together por ser ejemplo para las mujeres.

María Leticia Ossa Daza, socia de la firma de abogados Willkie Farr & Gallagher LLP.

María Leticia Ossa Daza, socia de la firma de abogados Willkie Farr & Gallagher LLP.

Mauricio León / Portafolio

POR:
Portafolio
julio 04 de 2018 - 08:55 p.m.
2018-07-04

La caleña María Leticia Ossa Daza lleva 15 años en la firma de abogados Willkie Farr & Gallagher LLP en Nueva York, de la que hoy es socia. Con el paso de los años y con su experiencia académica se ha ganado un espacio en el mundo de las fusiones y adquisiciones, con América Latina como su campo de acción.

Gracias a su éxito, recientemente obtuvo un premio de la Fundación Women Together, avalado por las Naciones Unidas. La joven ejecutiva habló con Portafolio de su trayectoria y su deseo por compartir su experiencia.

(Lea: La clave de las mujeres para triunfar en el mundo de los negocios

¿Qué premio recibió?

Recibí el mes pasado un premio de la fundación Women Together, avalada por las Naciones Unidas. Este galardón se me otorgó por promover valores éticos, filosóficos, morales, económicos, científicos y culturales. Además, por ser un ejemplo para las generaciones futuras y en particular para las mujeres.

Soy socia de la firma de abogados Willkie Farr & Gallagher LLP en Estados Unidos y soy encargada de la práctica de América Latina.

(Lea: Jacinda Ardern: ‘No debemos esperar que las mujeres sean supermujeres’

También el año pasado fui reconocida como Latinatrailblazer por la organización LatinoJustice, principal organización que promueve los derechos civiles de los Latinos en los Estados Unidos.

¿Cómo llegó a esa firma en Nueva York?

Soy caleña, fui al Liceo Francés y cuando me gradué me gané una beca del Gobierno francés para estudiar allá. En Francia estudié ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos, al tiempo que hice estudios de derecho en la Sorbona. Hice una práctica en la Corte Internacional de Arbitraje de la CCI donde tuve casos del mundo entero.

(Lea: La opinión de las mujeres es la que más pesa al momento de comprar tecnología

Luego empecé a trabajar en Willkie Farr & Gallagher LLP en París, haciendo transacciones del mercado de capitales. Me trasladaron a la oficina en Nueva York. Llevo 15 años en Willkie, 7 años de dedicarme a América Latina.

Estos últimos cinco años han sido interesantes porque fui la primera socia latina nombrada en la firma y una de las mas jóvenes.

No es fácil abrirse cambio siendo mujer y más siendo latina. Willkie Farr es una firma internacional, tradicional y más enfocada en Europa, y no tenía una práctica fuerte en América Latina, por lo que he sido yo quien la ha desarrollado. Así que ha sido un reto que muy interesante y ya se han visto los resultados.

¿Por qué enfatizar en América Latina?

Cuando entré a Willkie la relación era con fondos de capital privado europeos y americanos y pensé que no era suficiente, que me faltaba el lado latino y que estaba desaprovechando los idiomas y el conocimiento de la región.

Fue interesante porque hablé con uno de los abogados directores y le pedí que creyera en mí porque teníamos ya oportunidades y contactos.

¿Qué transacciones destaca bajo su liderazgo?

Hace poco firmamos una transacción en Colombia en la que nuestro cliente europeo Weener Plastics Group compró el proveedor de empaques para medicamentos Proenfar. Esta transacción compromete a cinco países y eso es lo que yo hago, lo que más me divierte, operaciones multijurisdiccionales. Hice la primera transacción de Celsia con la compra de GDF Suez en Costa Rica y Panamá hace cerca de tres años.

Otro negocio importante fue entre la Aseguradora Zurich y Santander. Luego, con el conocimiento de Zurich como cliente, la acabó de asesorar en la compra de QBE, aseguradora australiana con operaciones en Colombia, México, Brasil y Argentina. La transacción la firmamos en marzo.

¿Cuál ha sido el secreto para mantenerse?

Tengo un hija de 10 años y le digo que no es fácil, pero el que no sea fácil no significa que sea imposible Lo importante es caminar fuerte y demostrar lo que uno es. Las exigencias son mayores pero para mí siempre han sido retos interesantes. En lugar de irme a un firma internacional que ya tuviera una práctica de América Latina, lo que decidí fue crearla en Willkie. En fusiones y adquisiciones hay muy pocas mujeres y les digo a mis colegas en la región que eso tiene que ir cambiando.

¿Cómo comparte su experiencia?

A través de la mentoría, no solo para jóvenes abogadas que hacen parte del equipo de la firma. Trato de ser lo más abierta y transparente posible, contándoles mi experiencia. Otra cosa que estoy haciendo es ayudar como miembro de una fundación que se llama Qualitas, que trabaja por dar formación financiera a inmigrantes y apoyar a los latinos en Estados Unidos. Como le digo a mi hija Valentina, entre más privilegios más obligaciones.

¿Qué piensa del mercado colombiano?


Es muy positivo. Hubo un momento de transición y varias transacciones se pararon, pero pensamos que con la elección de Duque se va a reactivar porque la percepción favorable. Lo mismo creo que va a pasar con los proyectos de infraestructura, tan importante para el país. Este es un tema fundamental en América Latina.

Hay empresas multilatinas que han crecido en Colombia y les he dicho que uno de los temas que más se tienen que fortalecer es el del cumplimiento. Ha habido un cambio en todos los países con la inclusión de la ley anticorrupción y se avanza mucho en ese aspecto. Eso va a ser clave para que la región siga creciendo. Tenemos que tener solidez en la parte de transparencia y de cumplimiento.

Compartir