1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Surge firma para evitar la Ley de Insolvencia

Concordia Investments, con operación en Chile y Colombia, ofrece servicios a empresas que corran el riesgo de entrar en una crisis.

Reynaldo Espinosa, presidente de Concordia Investments

Reynaldo Espinosa, presidente de Concordia Investments.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
julio 09 de 2018 - 10:22 p.m.
2018-07-09

Concordia Investments, con oficinas recientemente abiertas en Colombia y Chile, se proyecta como una salida para evitar o prevenir que las empresas tengan que declararse en crisis ante sus clientes y acreedores.

Al frente de esta compañía está Reynaldo Espinosa, quien es el presidente ejecutivo, con varios años de trayectoria en el sector financiero.

(Lea: Unos 15 millones de colombianos desaprovechan la ley de insolvencia)

“En algún momento pensó que lo más conveniente es ejecutar un negocio que sea, básicamente, para apoyar empresas en temas de reestructuración e insolvencia. La idea nuestra es tener todos los servicios para respaldar a una firma que esté viviendo problemas financieros. Es un servicio único en Colombia y somos los primeros en ofrecerlo”, dijo el Espinosa.

En el portafolio de la compañía también aparece la búsqueda de financiamiento, labor que ha realizado con éxito en Colombia, teniendo en cuenta que hoy en día no hay un mercado muy dispuesto a prestar por lo que ha pasado en los últimos dos años, sostiene el ejecutivo.

(Lea: La Ley de Insolvencia ha salvado a casi 450 empresas

Desde su perspectiva, Colombia ha tenido una coyuntura económica compleja, lo que ha generado un aumento importante de empresas que se han acogido a las normas de insolvencia.

Según afirma, y citando datos de la Superintendencia de Sociedades, el año pasado cerca de 385 compañías fueron aceptadas en Ley de Insolvencia. Para este año calcula que sean unas 450.

Considera que hoy en el país “no hay empresas que tomen el servicio de detectar el problema y trabajar desde el principios desde el punto de vista financiero. Entonces, no tienen a quién recurrir para poder aliviar un problema temprano de caja y no esperarse hasta el final para entrar a un proceso legal, lo cual no es lo ideal”.

Para la compañía Concordia Investments la idea es que sus esfuerzos se centren en no permitir que sus clientes lleguen a esa instancia, para eso es importante tener el caso desde el principio porque al final ya no hay mucho que hacer, anota.

La liquidación de activos, la refinanciación de las deudas o una capitalización, son algunas de las alternativas que se pueden analizar antes de llegar a la Ley de Insolvencia, aunque también tiene en su equipo asesores que pueden apoyar el proceso si el único camino posible es dicha norma.

La compañía abrió su oficina en junio y hasta el momento ya tiene varios clientes.
“Son empresas que experimentan algún grado de problemas y no podemos dar el nombre por cuestiones de confidencialidad”, explica Reynaldo Espinosa.

Dice que muchas compañías se apretaron en la caja por los menores precios del petróleo, fenómeno que ha cambiado a favor últimamente,

Desde su experiencia, el empresario señala que las empresas deben estar atentas a las señales de riesgo financiero, al comentar que es un tema que deben monitorear de forma frecuente.

Dentro de esas alertas, la baja de ventas que no son temporales deben ser vistas con bastante cuidado porque van a afectar el flujo de caja y de operación de la organización.
El otro factor que no se puede perder de vista tiene que ver con el nivel de endeudamiento porque eso puede preocupar y llamar la atención de los acreedores que puedan asumir una posición defensiva.

El financiamiento bancario también es importante tenerlo en cuenta.
“Generalmente hay líneas abiertas que en ciertas situaciones tienden a recortarse y entonces las compañías quedan con muchas menos reserva de efectivo ante una eventualidad”, precisa Reynaldo Espinosa.

Adicionalmente, el presidente de Concordia Investments comenta que tampoco es una buena señal si los proveedores comienzan a extender pagos a la empresa porque la compañía no tiene caja.

Compartir