1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Habrá tragamonedas en tiendas, bares y hoteles

Estos aparatos mueven el 17% de los juegos de suerte y azar en el país. La medida fue tomada por Coljuegos para dinamizar el sector.

Maquinas tragamonedas

En el país existen más de 83.000 máquinas de este tipo autorizadas.

Archivo/Andrea Moreno

POR:
Portafolio
diciembre 19 de 2017 - 09:28 p.m.
2017-12-19

En el país, hay instaladas 83.298 máquinas tragamonedas de manera legal, cuya operación genera el 17% de las ganancias de los juegos de suerte y azar localizados, que en total mueven más de 10 billones de pesos, y ahora podrán estar incluso en bares y restaurantes.

(Lea: Anuncian más control sobre tragamonedas

La gente prefiere este tipo de juegos por su facilidad, pues en la mayoría de ellos solo hay que ingresar una cantidad determinada de dinero, girar la palanca o pulsar un botón y cruzar los dedos para que aparezca el número siete en los tres discos de la máquina como señal de victoria.

Hasta ahora, su instalación ha estado reservada a locales con licencia específica para casinos y bingos, pero desde el 2018 quedarán autorizadas también para tenerlas otros tipos de establecimientos como hoteles, restaurantes, tiendas, bares y lavaderos de carros.

(Lea: El chance les saca mucha ventaja al Baloto y a las loterías en el país

Según dos nuevas resoluciones aprobadas por Coljuegos, allí se podrán tener entre dos y cuatro máquinas electrónicas tragamonedas, pero siempre contando con el mismo sistema de conexión en línea que funciona para las demás y con la certificación de laboratorios especializados.

(Lea: Ahora se podrá apostar en bares, hoteles y restaurantes

Con ello, según el organismo rector de los juegos de suerte y azar en el país, se busca jalonar el sector y proveer de más ganancias y transferencias por derechos de explotación para la salud en el país.

“Este nuevo segmento permitirá impulsar la industria de los juegos de suerte y azar. Se trata de otra oportunidad de negocio que representa ganancias para todos, incluyendo a los empresarios que jalonan la economía del país y a todos los colombianos que tendrán acceso a un servicio de salud de calidad gracias al incremento en el recaudo de los derechos de explotación de estas máquinas”, resaltó Juan B. Pérez, presidente de Coljuegos.

Las máquinas existentes actualmente funcionan en casi 2.700 establecimientos autorizados en todo el territorio nacional.

Desde el 2 de febrero del 2016, todas deben estar integradas a un sistema de conexión en línea que le permite al Gobierno tener acceso en tiempo real a información clave, como el ingreso y retiro de dinero de cada equipo, los premios ganados y las partidas jugadas.

Inicialmente, cada aparato está en capacidad de transmitir esa información al servidor central del bingo o casino donde funciona, y este servidor envía un reporte diario con la información consolidada de todas las máquinas a Coljuegos.

Con ello se garantiza la transparencia de esta actividad comercial, se facilita el recaudo por derechos de explotación y le brindan al jugador la seguridad de que está utilizando una máquina libre de fraude que cumplirá con el pago de los premios.

Además, los propietarios de los locales deben pagar el mayor valor que resulte entre el 12 por ciento de sus ingresos –descontando el pago de los premios a los ganadores– y la tarifa fija que por ley se debe pagar por cada máquina electrónica tragamonedas.

CONTRA LA ILEGALIDAD

Pero, a la par con el mercado legal, existe otro ilegal calculado en por lo menos 70.000 máquinas, auspiciado por organizaciones mafiosas y que genera cerca de un cuarto de billón de pesos al año.

El Gobierno ha tratado de contrarrestarlo con operativos policiales, fuertes multas y penas de cárcel. En el año, las autoridades han decomisado casi 2.300 máquinas tragamonedas.

Además, Coljuegos ha suscrito pactos de legalidad con las autoridades regionales y locales, con el fin de contrarrestar ese flagelo.

Compartir