Inversión

Colombia será el país de América Latina en el que más subirá la inversión desde España

Empresarios lo ubican como la segunda economía con mejores perspectivas. Mercados en los que más aumentará la inversión española son Colombia y Chile.

Inversión Por: Javier Acosta

Colombia es el país de Latinoamérica en el que más crecerá la inversión de las empresas españolas durante el 2017, un atractivo que se ve impulsado principalmente por factores como las perspectivas de crecimiento económico, la estabilidad o la seguridad.

Esto lo muestra el informe ‘2017: Panorama de Inversión Española en Iberoamérica’, que realiza el Instituto de Empresa (IE) en colaboración con firmas como Llorente y Cuenta, Air France y KLM, y en el cual ubica al país a la cabeza en la recepción de la inversión desde este país.

(Lea: Colombia es el quinto destino de la inversión española). 

“Los mercados en los que más aumentará la inversión española son, en su orden, Colombia, Chile, Perú, México y Argentina, seguidos a cierta distancia por Brasil, Panamá, República Dominicana y Costa Rica. Por el contrario, Venezuela volverá a ser el único destino en el que disminuirán, por la descomposición económica y política en la que se encuentra”, afirma Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School.

Ante esto, las perspectivas sobre la economía nacional serán un factor clave. Según estimaciones del estudio, Colombia se ubica en la segunda posición de acuerdo a la perspectiva de los empresarios españoles, con un índice de 3,94.

Perú es el único que cuenta con una mejor cifra, con 4,02%, mientras que el país está por encima de otras economías como Chile, Costa Rica, Panamá o México.

Una gran mayoría de las grandes empresas y de las Pymes españolas incrementarán sus inversiones en el 2017, especialmente en aquellos mercados que supuestamente mostrarán una mayor tasa de crecimiento y unas menores turbulencias, como Colombia” agregó Martínez Lázaro.

Es importante señalar que entre los distintos tipos de inversión, el 64% de las empresas consultadas aseguró que se enfocarán en el crecimiento orgánico. Mientras tanto, el 34% lo hará tanto a través de crecimiento como de adquisiciones y, solo el 2% lo hará simplemente mediante compras.

A nivel general, el 76% de las compañías del país europeo asegura que incrementará sus inversiones en Iberoamérica, al tiempo que el 23% decidirá mantener su situación en la región de una forma similar a la actual y el 1% reducirá sus operaciones en estos países.

José Antonio Llorente, presidente y fundador de Llorente & Cuenca, apunta a otros factores que han potenciado la presencia de empresas españolas en la región. “La proactividad española en América Latina es tan factible como deseable. Compartimos un mismo idioma, que en sí mismo supone una potencialidad cultural y económica de primera magnitud. ¿Por qué no plantearnos entonces una similar integración de nuestros espacios comerciales?”.

Con todo, los datos compilados del 2016 muestran como Colombia es la economía de Latinoamérica en la que las compañías españolas tienen más inversiones, presencia comercial, exportaciones o interés comercial, con un porcentaje de 71% incluyendo Pymes. El líder en este indicador es México, con un 83%, mientras que Brasil está en tercer lugar, con un 70%. Estas dos últimas, sin incluir las pequeñas y medianas marcas.

Sin embargo, los empresarios españoles encuestados en el estudio no desconocen los riesgos de la inversión en Latinoamérica. En este sentido, el 27% cree que el tipo de cambio es la principal amenaza, sobre todo en países como Argentina o Colombia.
Igualmente, el 19% considera que las amenazas son la desaceleración económica o la inestabilidad jurídica, mientras que el 18% piensa que el reto es la inestabilidad política.

Las empresas españolas también fueron interrogadas sobre cuáles son los factores que les ofrecen mayores beneficios. En este sentido, el 88% destaca el mercado interno, seguido por el 32% que eligió la posición geográfica y la competitividad; 24% el acceso de libre mercado a otros países; 8% la mano de obra cualificada y el 4% las materias primas.

PROCESOS DE INTEGRACIÓN, VISTOS COMO POSITIVOS

Las empresas españolas tienen una buena percepción de los procesos de integración que se han llevado a cabo en la región.

Prueba de ello es que el 45% considera que la Alianza del Pacífico es positiva, al tiempo que otro 26% cree que es muy positiva.

De igual forma, en los últimos días, diversos líderes de las economías europeas se han mostrado favorables a un avance en las relaciones comerciales entre Mercosur y la Unión Europea. En este sentido, el 91% de las empresas cree que este pacto tendría un beneficio para sus compañías.

Por último, en cuanto al impacto que pueda tener el contexto internacional en Iberoamérica, el 49% apuesta porque tendrá unas consecuencias negativas, frente al 39% que es optimista y cree que supondrá beneficios.

“Todo esto nos permite afirmar que el compromiso de las empresas españolas con la región es permanente, y no ha sido esporádico y con posibilidad de revertirse. Ambas regiones continúan tejiendo una relación cada vez más estrecha y mutuamente enriquecedora, y todo parece indicar que esto se mantendrá así en el futuro”, afirma ante esto Gonzalo Garland, vicepresidente de Relaciones Externas del IE Business School.