1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Tiendas de barrio resisten al coletazo de los ‘discounters’

Si bien reportan cierres, siguen vigentes y empiezan a competir con estas cadenas de descuentos por sus mayores clientes.

En Colombia, la tienda de barrio y los formatos tradicionales siguen teniendo un lugar privilegiado en los hábitos de compra.

Vender a bajo precio, fiar y cambiar horarios, son las principales estrategias de los tenderos ante la competencia.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 26 de 2018 - 08:22 p.m.
2018-08-26

A finales del primer semestre del año se registró el cierre del 5% de las tiendas tradicionales que estaban abiertas a finales del 2017. Eso significa 11.000 establecimientos menos de los 218.000 que se identificaron en el país.

Así lo señala un estudio de Nielsen que analiza al detalle la situación de ese canal de ventas, por el efecto de lo la operación de Ara, D1 y Justo & Bueno. En general, la firma concluye que pese a ese reacomodo por los cierres, las tiendas no pierden vigencia y conviven con este formato de comercio.

(Lea: Las que tienen tienda jalonan la economía del país)

Las tiendas que dejaron de operar se notaron más en Bogotá, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, regiones de mayor presencia de los llamados ‘discounters’.

El análisis indica que las tiendas han perdido un 17% del gasto y que esa porción ha pasado a las cajas registradoras de estos competidores. En Bogotá ese porcentaje llega a 23% y en Medellín del 22%.

“Las tiendas de descuento seguirán siendo una amenaza pero también hay indicadores de desempeño de corto plazo que muestra cómo se viene recuperando”, comenta Juliana Marín, Consumer and Industry Expert de Nielsen.

(Lea: Así han evolucionado las tiendas de barrio en el país

Señala que es una buena noticia que cuando un consumidor compra en este tipo de comercio el 70% de las veces vuelve, lo que indica que es el preferido para compras de reposición. Un hogar realiza esta acción cada dos días.

En el caso del ‘discounter’ ese hábito se genera apenas entre el 18% de los clientes.
El precio promedio de los productos que se comercializan en las tiendas tradicionales, es de $2.400, lo que refleja que es un canal ideal para el colombiano que compra diario y consume diario, dice Juliana Marín. Sobre la penetración de las tiendas, se advierte que el del 99% en los hogares y que una familia hace compras por $874.061 al año.

(Lea: Código de policía, impuestos y competencia digital: las preocupaciones de los tenderos

Al revisar cómo se distribuye el gasto de un hogar por canal, el 37% va para el canal tradicional, mientras que el 27% a los almacenes de cadena, a los ‘discounters’ un 14% y al resto un 21%.

Las tiendas tienen categorías más fuertes frente su competidor. En el ‘top’ 10 aparecen las cervezas, las gaseosas y sodas, la leche, los cigarrillos, los pasabocas, los pines y recargas virtuales, las carnes frías, el aguardiente, el arroz y las galletas. Además, el grueso de las compras no supera los 5 ítems.

En el caso de los ‘discounters’ dominan leche, papel higiénico, detergente para ropa, carnes frías, aceites, galletas, atún, jabón de tocador, detergente de loza y los limpiadores.

Nielsen destaca que en medio de la competencia, las tiendas han sabido reaccionar con marcas exitosas que le apuestan a la innovación con productos más ‘premium’ o presentaciones que se ajustan a un precio conveniente para el cliente. Las marcas también se han movido a l propuestas más baratas para las tiendas, las cuales se conocen como Marcas Flanker. Todo esto, ha conducido a una agilidad en el surtido que ha gustado a los clientes.

AVANza EL competidor Cuando Nielsen revisa los avances de las tiendas de descuento, dice que su peso en gasto está en 14% al cierre del primer trimestre de este año, mientras que un año atrás fue de 9%.

Sus puntos de venta, entre tanto, han pasado de 916 a 1.501, en tanto que la penetración es de 85%, según la última medición. Un año atrás fue de 75%.

Una conclusión relevante del estudio es que “el perfil del hogar que va al ‘discounter’ cada vez es más similar al de la tienda”, lo que indicaría que ahora la competencia empieza en serio por el mismo consumidor, en línea con el concepto de omnicanalidad (al cliente le interesa ir a todos los canales). Para el efecto, la firma se refiere a que a sus compradores se suman los hogares numerosos de bajo nivel socioeconómico con presencia de niños, formación básica del ama de casa joven que se dedican al hogar.

Anteriormente, primaban las mujeres de niveles socioeconómicos medio y medio alto. Cuando se les pregunta a los tenderos qué hacen ante la competencia dicen que vender a bajo precio, fiar y cambiar horarios de atención, son las principales estrategias.

FUERTES EN COLOMBIA

Las tiendas son fuertes en Colombia frente a otros países.

El 47% de los latinos prefieren entrar y salir más rápido de hacer sus compras, mientras que el 43% quiere gastar el tiempo lo menos posible porque creen que se deben dedicar a otras cosas. El 56% busca cercanía y la tienda de barrio es la que, al final, sigue dando todo eso. Los valores para Colombia son muy parecidos a estos porcentajes para la región. El 65% de quienes van a la tienda a comprar corresponde a familias con niños. En Colombia ese indicador aumenta a 70%.

En el mundo hay 23 millones de tiendas tradicionales y en volumen son 48% de lo que se consume en la canasta Nielsen.

En Colombia es el 50%, lo que significa que la mitad de los que se vende sale del canal tradicional.

Este comportamiento es muy parecido al de México, mientras que en Brasil el canal moderno está muy fortalecido.

congom@portafolio.co

Compartir