1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

¿Y del empleo rural qué?

Adriana Senior
POR:
Adriana Senior
agosto 17 de 2011
2011-08-17 02:59 a.m.

 

Los diversos análisis realizados respecto al empleo rural, muestran que este se constituye en pieza fundamental para la disminución del desempleo y de la pobreza, y es ahí donde se deben enfocar los esfuerzos del país para lograr los mejoramientos esperados en los temas de generación de empleo.

Las cifras del Dane para los primeros 4 meses del 2011 presentan una tasa de desempleo urbano del 12,3 por ciento, mientras que en la zona rural, sin incluir los cascos urbanos, es del 9,3 por ciento.

Esta tasa de desempleo, que sigue siendo alta, muestra una diferencia entre la ciudad y el campo de más de 3 puntos que puede evidenciarse en la sobrepoblación de las ciudades, causada, entre otras razones, por el desplazamiento del campo a la ciudad y también por el crecimiento de la producción rural.

Pero sin llegar a una u otra conclusión, lo que es cierto es que existe la necesidad de contar con un crecimiento agropecuario que nos permita generar más empleo para el sector rural, y de esta forma apoyar el retorno al campo de la población, teniendo actualmente el mejor de los marcos como son las leyes de Víctimas, de Tierras y la de Ordenamiento Territorial, y el impulso decidido del Gobierno Nacional para adelantar inversión en el sector.

Las cifras del campo en generación de empleo alcanzan más de 4,3 millones de ocupación, donde un porcentaje importante de ella corresponde a trabajo informal, dada la generalizada modalidad de forma de contratación en el sector agropecuario que es el jornal.

El índice de esta ocupación rural es jalonado principalmente por cultivos como el café, flores, plátano, algunos frutales, panela y caña, alcanzando un 70 por ciento aproximadamente y el 30 por ciento restante lo conforman actividades pecuarias y otras actividades no agropecuarias relacionadas con el campo.

Lo anterior muestra la gran oportunidad que tenemos en la generación de empleo rural, frente a la disponibilidad de tierras productivas aptas para la agricultura, la necesidad de reincorporar al campo a las víctimas de la violencia y el potencial comercial que tienen ciertos productos ganadores a nivel mundial.

Con tan solo cuatro millones de hectáreas usadas actualmente para la producción agrícola, con un potencial de más de 20 millones de hectáreas para la agricultura y con un mercado insaciable de alimentos, podemos hablar de los ganadores por su generación de puestos de trabajo directo e indirecto.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado