1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Alberto Schelesinger Vélez

Tensando la cuerda

Alberto Schelesinger Vélez
POR:
Alberto Schelesinger Vélez
enero 12 de 2012
2012-01-12 01:21 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb666562c84.png

 

La escalada entre Irán y Estados Unidos, y sus aliados europeos, está llegando a un punto crítico, en la medida en que aquel país se acerca a lo que ahora, eufemísticamente, llaman ‘capacidad nuclear’, que no es otra cosa que la bomba.

Las sanciones impuestas desde hace algunos años no han detenido al régimen de Teherán que, de una forma u otra, ha podido reducir su efectividad con la ayuda de socios como Hugo Chávez, a quien Ahmadinejad visita por estos días.

La última sanción aprobada por el Congreso de Estados Unidos –la cual fue debilitada por el ejecutivo al introducirle la modificación de que quede impuesta dentro de los próximos seis meses– más la decisión europea en el mismo sentido de prohibir las transacciones con el Banco Central Iraní, equivale a una prohibición de la compra de petróleo a ese país estrangulando su maltrecha economía.

Esto disparó las amenazas de cerrar el Estrecho de Ormuz, que conecta el golfo Pérsico con el golfo de Omán y el Mar de Arabia con el resto de los oceános, con demostraciones bélicas donde Irán ha realizado simulacros con cohetes de mediano alcance en la misma boca del Estrecho.

Dentro de un concepto asimétrico, la Armada iraní puede causar serios daños iniciales a las mayores unidades de superficie de Estados Unidos, utilizando lanchas rápidas con tecnología francesa, con cohetes superficie-superficie, también de tecnología francesa o china.

Dentro de la ideología musulmana, no les faltarán marinos mártires que quieran inmolarse combatiendo al demonio occidental.

Por ello, en caso de llegarse a una confrontación, Estados Unidos deberá desarrollar una acción preventiva contundente en puertos y sitios de aprovisionamiento que elimine este riesgo inicial.

La amenaza se apoya en la posición estratégica que Irán tiene sobre esta vía, una de las más importantes del mundo.

Su punto más estrecho entre Omán e Irán, tiene apenas 20 millas de ancho y los dos canales de navegación existentes, uno de entrada y otro de salida, tienen dos millas de ancho cada uno y una separación entre ellos de igual distancia. Por allí transitan 15 tanqueros diarios con cerca de 17 millones de barriles de petróleo. Luego, la amenaza tendría consecuencias muy serias.

El sólo aviso y las acciones preliminares que puedan tomarse causarán un daño serio a las debilitadas economías de Occidente, por las alzas en precios que ya se inician.

¿Que harán quienes deben garantizar la libertad de los mares?

Al punto a que se ha llegado y después de tantos años de sanciones y amenazas, la posición del Gobierno americano, y en consecuencia la del resto de países, seguiría siendo débil.

La no presencia de fuerzas norteamericanas en Irak, la reducción del presupuesto de defensa, la modificación de lo decidido por el Congreso de Estados Unidos extendiendo los plazos y la inexplicable e innecesaria aclaración del señor Panetta, de no respaldar una eventual acción unilateral de Israel, son señales que darán más alas al régimen iraní, que en todos estos años ha probado cómo tomarle el pelo a las potencias occidentales.

Alberto Schlesinger

Decano de Economía, Universidad Sergio Arboleda

albertosch@etb.net.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado