1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Álvaro José Cobo Soto

La salud va más allá de la prestación de servicios

Es hora de trabajar con los intereses puestos en el empeño de ofrecer un servicio de salud.

Álvaro José Cobo Soto
POR:
Álvaro José Cobo Soto
junio 01 de 2011
2011-06-01 12:32 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccb9c2e9eec.png

 

Tiene razón el editorialista de El Tiempo: no todo pasado fue mejor. El aseguramiento en salud ha avanzado a pasos agigantados si lo comparamos con el anquilosado sistema que teníamos antes del 93; pero también, tiene razón cuando dice que todos debemos emprender un ataque frontal contra la corrupción “como la primera fase del tratamiento de la enfermedad que carcomió al sistema”.

Eso significa, por paradójico que parezca, que vamos por buen camino.

Empecemos por decir que la salud de los colombianos es algo tan complejo que debe incluir el compromiso de todos los actores sociales y no sólo del sector, porque la salud va más allá del simple aseguramiento de servicios.

Es más, si logramos concientizar a los prestadores de servicios sociales sobre la importancia de la promoción de la salud, estaríamos mejorando el 70% de los problemas de la situación de salud de la población. Esto, mediante la gestión de los determinantes de la salud que son acciones públicas dirigidas al mejoramiento de las condiciones de vida de las personas, como una vivienda digna; la generación de ingresos; el derecho a la recreación y sano ocio; y el acceso a la educación, al agua potable y saneamiento básico y la calidad de la nutrición, entre otros.

Estos mecanismos, que requieren una articulación intersectorial, ya están definidos en la Ley 1438 de 2011, a través del Conpes, el Instituto Nacional de Salud y los Consejos Territoriales de Seguridad Social.

De esta manera, el otro 30% quedaría bajo la responsabilidad exclusiva del sector salud, mediante la gestión de riesgo en el esquema de aseguramiento, que, en esa perspectiva, ha obtenido logros importantes, como el acceso efectivo a los servicios de salud, la protección de la economía familiar al tener la posibilidad real de acceso a tratamientos de alto costo, la cobertura universal y el mejoramiento de los múltiples indicadores de salud.

Por otro lado, sabemos que el modelo de aseguramiento requiere ajustes, como son la regulación efectiva, la definición precisa del POS, el desarrollo de la calidad, la cultura de la calidez, la implementación de un sistema de información unificadas, el mejoramiento del flujo de recursos, y otros, cuyas herramientas también están hoy definidas en la ley.

En ese sentido, podemos definir que el gran reto de la salud está en acciones prácticas como son el cumplimiento de la ley, el apoyo al Gobierno en los ajustes de dirección que requiere el sistema, la simplificación de la operación, y el soporte a la Superintendencia de Salud en su papel de seguimiento y control del sistema.

Bajo estos parámetros, es hora de trabajar con los intereses puestos exclusivamente en el empeño de ofrecer un servicio de salud que dé respuesta efectiva y eficiente a las necesidades de los 46 millones de colombianos, en cuyo cometido todos los actores tenemos la responsabilidad y la palabra.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado