1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Augusto Lemaitre Cepeda

Malestar gremial

Por culpa del Pico y Placa extendido, se reportan considerables bajonazos en las ventas en centros c

Augusto Lemaitre Cepeda
POR:
Augusto Lemaitre Cepeda
marzo 10 de 2009
2009-03-10 02:52 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/16/56c33a9c50dcc.png

Algo raro debe estar sucediendo en diversas esferas del Estado para que en lo corrido de este año el ímpetu gremial se haya acrecentado. El malestar de diversos e importantes gremios empresariales con ministerios y secretarías es evidente. Razones hay muchas, más allá de lo que algunos consideran reclamos propios del lloriqueo 'mamerto' al cual venimos acostumbrados por una parte del sindicalismo en épocas de negociación salarial.

Arrancando por el sector de las grandes obras de ingeniería, el zaperoco entre la Cámara Colombiana de Infraestructura y el Ministerio de Transporte aparentemente radica en la pobre gestión del Ministerio durante los últimos seis años y en el empeño de esa cartera por sacar adelante proyectos que adolecen de diseños y rigor técnico. El ministro Gallego, cansado de tanto palo e incendiado quizá con las mismas llamas que últimamente atribulan a su jefe, torpemente ha recurrido a los ataques personales contra el Presidente de la CCI. Pero 'tacó burro': los empresarios respaldaron en pleno al dirigente gremial.

Pasando por otros predios ministeriales, el debate entre el sector de la minería de gran escala con el Ministerio de Ambiente está caldeado. El Organismo Latinoamericano de Minería -Olami Colombia- ha señalado recientemente que la cartera ambiental viene poniéndole talanqueras al desarrollo minero nacional con interpretaciones legales que riñen con la normatividad minera, lo cual, a su vez, está espantando a importantes inversionistas extranjeros. Esto, en medio de una recesión mundial, es particularmente inconveniente. Mientras el Gobierno Nacional hace enormes esfuerzos en el exterior para traer 'platica' al país, funcionarios ministeriales azuzados por fundamentalistas ambientales que probablemente desconocen los avances tecnológicos en minería, entorpecen la gestión. Ello puede ser fruto de la escasa tradición minera del país, particularmente, porque sólo se tiene un conocimiento muy pando de tres proyectos de gran minería en carbón y ferroníquel. El resto de la minería que se ha hecho en Colombia, específicamente la de oro mediante mecanismos artesanales, ha dejado nefastos pasivos ambientales. El ministro Juan Lozano, en buena hora, ha salido a decir que le da la bienvenida a la minería social y ambientalmente responsable. Ojalá que así sea.

Aterrizando en los potreros de la Alcaldía de Bogotá, el rancho arde por distintos costados. La Secretaría de Hábitat, en lugar de preocuparse por levantar los rastreros niveles en que se encuentra la construcción de vivienda de interés social -se estima un déficit que ronda las 300.000 unidades-, se ha dedicado a la gestión mediática para atacar a los constructores. Es hora de que la Secretaría reconozca su lamentable rezago, deje a un lado las cortinas de humo y se ponga a trabajar mancomunadamente con Camacol y sus afiliados, quienes tienen la mejor disposición.

Siempre es bueno recordar en estos momentos de desaceleración económica que la construcción sigue siendo una de las actividades que más empleos genera.

Así mismo, 'Sami' no la está teniendo fácil con Fenalco, Asopartes, Fedispetrol y otros gremios empresariales que andan bejucos con las medidas adoptadas para mejorar la casi nula movilidad de la ciudad. Por culpa del Pico y Placa recientemente extendido, ya se reportan considerables bajonazos en las ventas en centros comerciales, talleres y estaciones de gasolina, lo cual hace prever que se avecinan despidos masivos en estos sectores. ¿Por hacer más se está logrando menos?

Ejemplos como los anteriores indican cierto nivel de desenfoque en materia de políticas públicas que, en últimas, afectan el desarrollo. Quizás también sea fruto de una coincidencia con el inicio de la temporada pre electoral, donde hay mucho funcionario buscando pantalla.
 
alemaitre@portex.com.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado