1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Beethoven Herrera Valencia
columnista

Estados Unidos, vacaciones con memoria

El turismo en este país podría permitirnos conocer lugares que rescatan la memoria histórica, pero que están eclipsados por playas, centros comerciales, casinos y discotecas.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
enero 04 de 2018
2018-01-04 08:57 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Muchas familias viajan a Estados Unidos a pasar vacaciones, atraídos por los familiares que han migrado a ese país, por la publicidad sobre parques temáticos y porque la mayor economía del mundo ejerce una poderosa atracción. Quienes llegan desde el trópico, no van preparados para el frío y la nieve invernal; y, sobre todo, se limitan a visitar los centros comerciales, pocos visitan lugares de indudable valor histórico.

Por ejemplo, Filadelfia ofrece –muy bien conservado– el Hall de la Independencia, donde se firmó la Declaración de Independencia y la campana rota que simboliza la separación de Inglaterra. Y en Maryland, muy cerca de la capital está la Casa en la cual Washington vivió antes de ir a la guerra, y allí regresó después de ser presidente para morir y ser enterrado en ella. En ese sitio los bandos enfrentados en la guerra civil podían acampar, pero debían quitarse las insignias y ahí no podía haber confrontación.

Quienes visitan la Bolsa de Nueva York se acercan a tocar el toro, que simboliza la fuerza del mercado, pero ahora se encuentran con la estatua de una niña frágil, pero desafiante, que reta al toro. Hay quienes la asimilan con la niña mexicana indocumentada, que en el discurso tras ganar una beca por ser la mejor alumna, increpó al candidato Trump por su política antiinmigrante. También, muy cerca de allí está la tumba de Alexander Hamilton, el secretario de Hacienda de Washington, quien diseñó la política que hizo potencia a su país.

El ‘oculus’, que se construyó en el mismo sitio donde se levantaban las Torres Gemelas antes de los atentados, se asemeja a una inmensa paloma blanca, y aunque se critica el elevado costo de su construcción –y tiene filtraciones–, no hay duda de que es imponente y sobrecogedor. En este se guardan grabaciones de voces, fotos y restos de las torres.

Cerca de New Jersey se encuentra la tumba del sacerdote jesuita Teilhard de Chardin, refugiado en Estados Unidos después de que le prohibieran enseñar en París su tesis sobre reconocimiento del fenómeno de la evolución. En el Fenómeno humano y en El medio divino este arqueólogo, quien había trabajado en China, sostuvo que aun si hay evolución, Dios sería el Alfa y el Omega, principio y fin. Murió en el exilio el día de Pascua de 1955.

Siempre me ha sorprendido que mis alumnos que visitan el Reino Mágico no pasen por el Memorial del Holocausto, el cual se encuentra en Alton Road, en Miami Beach, formado por un imponente brazo de 20 metros de alto en bronce, del que cuelgan cuerpos de judíos inmolados por los nazis.

Por esto, en Estados Unidos el turismo podría permitirnos conocer lugares que rescatan la memoria histórica eclipsados y están por playas, centros comerciales, casinos y discotecas.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado