1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

El TLC entra en vigor: a trabajar

La Cámara de Comercio Colombo Americana desea compartir con los lectores de este prestigioso diario su satisfacción por la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de América.

Camilo Reyes
POR:
Camilo Reyes
mayo 15 de 2012
2012-05-15 12:43 a.m.

Nuestra Asociación ha invertido importantes recursos y trabajado con empeño y sin pausa en el logro de este objetivo. Sin embargo, el reto mayor, cuya superación justifica todo el esfuerzo, está pendiente: lograr que el TLC contribuya eficientemente a la reducción de la pobreza y la construcción de equidad.

Nuestra Cámara está comprometida en hacer todas las tareas necesarias para que el tratado beneficie cada vez a más gente y logre ampliar su base democrática. Por ese camino, también podrá contribuir a disminuir las enormes diferencias que hay entre los niveles de desarrollo de las regiones, y a construir más equidad.

En los diferentes foros que nuestra Cámara convoca y en aquellos en los que hemos participado como invitados se ha hecho énfasis en algunos aspectos en los que es indispensable que gobierno, estado y sector privado sumen esfuerzos y energías. Estas son esas prioridades:

Avanzar en la construcción de la infraestructura. Hay que superar el atraso en carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos. Además, es consecuencia del crecimiento de la industria extractiva la necesidad de construir una infraestructura para el sector, pues la civil no puede suplir esas necesidades.
Preparar al recurso humano en las disciplinas que imponen la globalización y el libre comercio, incluyendo el bilingüismo.

Fortalecer el desempeño de nuestras aduanas y su capacidad para el control y la administración de los contingentes.

Concluir las reformas del Invima y el ICA.

Mejorar el conocimiento por parte de los funcionarios del Estado, en el gobierno central, las gobernaciones y alcaldías, para lograr una mejor comprensión de las oportunidades que los Tratados de Libre Comercio representan.

Finalmente, es indispensable crear los mecanismos para involucrar a la pequeña y mediana empresa en este proceso. Recientemente, nos recordaba el señor Ministro de Comunicaciones que en Colombia hay aproximadamente 1’600.000 empresas de las cuales el 94 por ciento son pequeñas y medianas. Ellas representan el motor de la economía. Si logramos su internacionalización y beneficio por medio del TLC, habremos hecho buena parte de la tarea.

CAMILO REYES
DIRECTOR EJECUTIVO AMCHAMCOLOMBIA

director@amchamcolombia.com.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado