1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Carlos Gustavo Álvarez
columnista

Fiesta de disfraces

Pero es que yo no te veo disfrazado de Vargas Lleras... --Yo tampoco, la verdad. No tengo cara de puño.

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
octubre 26 de 2017
2017-10-26 10:59 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

La tarjeta era clara. Se trataba de convidarnos a una fiesta de disfraces con motivo de la celebración del Día de las Brujas… de los Niños… del Halloween, vaya uno a saber qué conmemoran ahora. Y en un sobre, aparte, la explicación: “Es una fiesta temática. Hay diferentes grupos de disfraces. Se premiará el mejor. Y a ustedes les ha tocado...”.

--¡Mujer Maravilla! --dijo mi esposa--. Me pido la Mujer Maravilla.

--No se puede. Todavía no hay Mujer Maravilla. Solo están las dos López, Claudia y Clara, Martha Lucía Ramírez y Piedad Córdoba, de la que te puede servir el turbante si quisieras disfrazarte de Kalimán. Pero no se puede.

--No entiendo… --Verás, Mujer Maravilla. Hay grupos de disfraces. A nosotros nos tocó ‘Candidatos presidenciales’. --Ah... Podrías disfrazarte de Sergio Fajardo...

--La idea es buena --dije--. Además, eso me permitiría ir ganando el concurso sin haber hecho ni dicho nada. Pero no tengo suficientes bluyines. No me sé hacer el blower. Y por otra parte, la gente no me llamaría ‘Candidato’. Me dirían ‘Papito’, ‘Bizcocho’, ‘Sabrosura’, ‘Trocito’... y eso acabaría de desinstitucionalizar al país…

--Sí, pero es que yo no te veo disfrazado de Vargas Lleras... --Yo tampoco, la verdad. No tengo cara de puño. Y tendría que haber hecho fórmula con alguien, para después traicionarlo.

--Entonces, tampoco te puedes disfrazar de Juan Carlos Pinzón. ¿Qué tal de Alejandro Ordóñez? --¿Ordóñez? Complicado. Me tocaría quemar libros, amañar reelecciones, manosear magistrados y emproblemarme con los del clóset.

Nos quedamos en silencio. La situación iba tomando un cariz crítico.

--Ah, pues yo mejor me disfrazo de ‘Ñoño’... --¿Elías? Pues, entonces, le tocará ir solo o con su Musa, porque yo sí cero corrupción. --Mal pensada. Febronio ‘Ñoño’ Barriga Gordorritúa. El amigo de El Chavo del 8.

--Descartado. ¿No dice usted que son solo candidatos presidenciales? ¿Y qué tal Petro? --Difícil... Tendría que indisponer a una parte de la fiesta contra la otra, ponerlos a pelear y tirarme todo…

--Entonces, toca disfrazarse del que diga Uribe... --No me la pongas tan de pa’rriba. ¿De dónde voy a sacar plata para hacerme cinco caras, seis con la de Óscar Iván Zuluaga? Sería con máscaras...

--No le demos más vueltas... Disfrácese de presidente Santos.

--No, mujer, pero a ver... Yo voy a la fiesta a que me quieran, a que hablen conmigo, no a que me rechacen. Además, qué tal si estamos bailando y aparece un delegado de un instituto nórdico, de una universidad española o de una liga báltica a darme un premio por lo bien que estoy manejando el país... Qué oso...

--Drácula --dijo ella--. No hay otra alternativa. --¿Y qué tiene Drácula de candidato presidencial? --Que como todos, no demora en sacar los colmillos. En la segunda vuelta le cae al cuello a su rival para evitar que le claven la estaca.

--¿Y tú? --Me disfrazo de Claudia López. Ya. Y si lo veo bailando mucho con otra disfrazada, le canto la tabla. Lo mío es con acciones.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado