1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Carlos Gustavo Álvarez
Columnista

La lección del periodismo

“Periodismo es saber escuchar. El secreto de la radio periodística es hacer una buena primera pregunta, sin lucirse frente al entrevistado. De esa primera respuesta le surgirán a uno dudas, como para seguir preguntando”.

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
abril 19 de 2018
2018-04-19 08:16 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

“Periodismo es saber escuchar. El secreto de la radio periodística es hacer una buena primera pregunta, sin lucirse frente al entrevistado. De esa primera respuesta le surgirán a uno dudas, como para seguir preguntando”. Estas palabras son de Julio Sánchez Cristo. Quien, a mi juicio, es el mejor entrevistador que hay en Colombia. Y lo creo así, porque tiene la buena herencia de Yamid Amat y de los periodistas del pionero 6 a.m. - 9 a.m., como los maestros Julio Nieto Bernal y Alfonso Castellanos y posteriormente, Juan Gossaín.

Julio sabe escuchar a sus entrevistados. No se apega a un cuestionario elaborado como grillete. Escucha. Y contrapregunta a partir de lo que oye. Creo que las buenas entrevistas están hechas de esa materia. Escuchar y hurgar en las respuestas. Hay que ver la de novedades y chivas que se descubren en lo que responde un entrevistado. Y también los desperdicios que se generan por no prestar atención y saltar entre preguntas como conejos indiferentes.

La reflexión obedece a tres acontecimientos. El primero, el lanzamiento del libro Grandes entrevistas con grandes escritores, de la revista Bocas, que circula con El Tiempo. Son 23 conversaciones, de las cerca de 500 que completa esa publicación. Una buena oportunidad para acercarse al oficio y al arte de entrevistar.

Hay una segunda situación que resulta crucial. Es claro que la decisión presidencial que tomará el país en las próximas semanas depende, en gran parte, de los debates que se vienen presentando entre los candidatos. Entre los cuales, cobra especial importancia el que realizarán Fedesarrollo, Portafolio y la Cámara de Comercio de Bogotá, el martes 24 de abril, a las 7 a.m., en la sede Salitre. Faltan, también, los debates televisados.

Considero que la verdadera responsabilidad de influir en las decisiones de los ciudadanos está en los candidatos, pero, sobre todo, en los periodistas que participen en los debates. Y en la forma cómo ejerzan ese papel privilegiado, en el que son emisarios y voceros de millones de colombianos.

¿Qué tan debates son los debates? ¿Qué tan entrevistas son las entrevistas? Ya está bien de formular un tema general para que cada candidato se explaye en sus propuestas. Y generar después unos minutos de controversia, de los cuales hasta ahora no ha salido otra cosa, sino el patético estado de pugnacidad y confrontación en que hemos caído.

Me parece, y como dice Julio, “jamás haré críticas a mis colegas”, que ha llegado el momento de que los periodistas del selecto grupo de entrevistadores se planten de otra manera ante los candidatos. Y que lleven en su carcaj de experiencia, una buena investigación sobre cada uno de ellos: preguntas precisas y argumentadas y un oído atento y cuidadoso para contrapreguntar y cazar gatos disfrazados de liebres. Y hacer que prevalezca el fondo sobre la forma. Y que quede claro que los periodistas no somos otra cosa que servidores públicos.

Porque la educación, que ojalá tuviéramos algún día, y ese es el tercer punto, está hecha de pensamiento crítico y discernimiento. De duda. De preguntas. De saber escuchar. Es el momento de dar esa lección en esta elección.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado