1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Carlos Gustavo Álvarez

¿Innovación o vacilón?

El sistema de innovación de Colombia es aún pequeño y carece de un centro empresarial fuerte.

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
octubre 21 de 2017
2017-10-21 05:29 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

Del 13 al 16 de noviembre se realizará en Düsseldorf, Alemania, la más grande feria médica del mundo. Ese es su nombre (MEDICA), y como si no fuera suficiente con 6.000 expositores y una expectativa de 128.000 visitantes, consumarán paralelamente COMPAMED, el foro de los proveedores médicos, que en 2016 reunió a 774 exhibidores de 37 países.

Alemania es el país de las ferias. En 2016, cerca de 11 millones de visitantes asistieron a una o varias de las 186 que se realizaron allí. Montaron sus exhibiciones 191.000 expositores directos, en un área que ocuparía un territorio más grande que las islas de Trinidad & Tobago y un poco más pequeño que Chipre.

MEDICA + COMPAMED es la última feria de 2017 promovida por la Cámara de Industria y Comercio Colombo – Alemana, que me invitó a su presentación. Esas cifras elefantiásicas que manejan en cuanto a expositores y asistencia se complementan con la capacidad de innovar, que tiene en las patentes la certificación de lo que este verbo significa en términos prácticos: la creación o mejora de un producto o proceso y su implantación en el mercado.

Alemania hace parte con Japón, Estados Unidos, China y Corea del Sur de los países que galopan en el listado de solicitud y otorgamiento de patentes. Que la innovación en el mundo es en serio y no un vacilón está demostrado en que el 50% de los productos que se exhibirán en MEDICA tienen menos de tres años.

Una mesa que sostenga el futuro viable y sostenible de un país, se apoya, a mi parecer, en cuatro patas: educación, innovación, productividad y equidad. Ninguna de ellas es sólida en Colombia, y por eso necesitamos urgentemente fortalecerlas para no seguir rengueando.

La innovación aparece mencionada en el Plan Nacional Decenal de Educación 2016 – 2026. El presupuesto 2018, aprobado por el Congreso en una dulce contra reloj irresponsable, dejó afortunadamente a esta pata crucial como la más favorecida, con 37 billones de pesos. La chichigua destinada a ciencia y tecnología también creció en su precariedad, condición inherente a cualquier monto que se asigne para solventar lo exigido para sostener el funcionamiento de este Estado y asuntos críticos como pensiones, salud y un pródigo etc. “Lo que queda del afán y la olla raspada”, dicen.

“El sistema de innovación de Colombia es aún pequeño y carece de un centro empresarial fuerte –señala un documento de la OCDE--. El gasto en I + D es sólo del 0,2% del PIB, mientras que en Brasil es del 1,2% y en la OCDE del 2,4%”.

Guillermo Perry considera que también en materia de innovación, los 8 años de gobierno Santos son un globo desinflado. “Ha sido el único presidente que ofreció una política integral de innovación, pero no cumplió lo prometido y al final deja un panorama desolador en tan urgente materia”, afirma.

Como pata indefectible de la mesa del futuro, hay que crear un ambiente que facilite y promueva innovar. Y aspirar un día a ocupar muchos metros cuadrados de un espacio como MEDICA, para exhibir todo lo que año tras año podamos sacar de nuestras cabezas y volverlo calidad de vida y platica, también.

Carlos Gustavo Álvarez G.
cgalvarezg@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado