1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Carlos Gustavo Álvarez

‘Monsieur et Molière’

--Lo siento mucho, Presidente. Le daría un papel con el mayor gusto, pero tengo el elenco copado. Mo

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
marzo 18 de 2011
2011-03-18 12:41 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

La actuación de Jean Claude Bessudo, presidente del Grupo Aviatur, en la comedia-ballet El burgués gentil hombre, de Molière, ha despertado admiración, envidia y ganas de cumplir sueños secretos. Hace algunas noches, a los bastidores del Teatro Libre de Bogotá llegose un hombre de mirar sombrío. Se esforzaba por pasar inadvertido y en forma muy discreta preguntó por Ricardo Camacho. --¡Presidente Uribe! --exclamó Camacho, mientras a lo lejos se oía un eco gálico. --¿Cómo me descubrió? --Por sus carnitas, Presidente -respondió Camacho--. Por sus huesitos. Porque viene anunciándolo en twitter desde que salió del batallón y por los 24 carros de escoltas que tienen trancado Chapinero, Presidente. --Vamos al grano, Camacho --dijo Uribe--. Quiero estar en la obra. Momento en que entró Bessudo, maquillado y con peluca, danzando de una forma coqueta, con una postiza finura, como exige su personaje, Monsieur Jordain. Cortésmente, que así procede Bessudo, y quitándose la peluca para evitar malos entendidos, saludó efusivo a Uribe (el momento fue registrado en el celular del tramoyista, para ver si cobraba lo mismo que costaron las fotos del pico de Shakira y Piqué). Pero donde manda director no manda personaje, por muy presidente de grupo que sea, y con una orden perentoria Camacho emplazó a Jordain a volar de nuevo al ensayo. --Verá, Camacho --continuó Uribe--. El poder es adictivo, y hay cosas que uno no termina… quiero estar en la obra. --Lo siento mucho, Presidente. Le daría un papel con el mayor gusto, pero tengo el elenco copado. Monsieur Jordain es Bessudo, el protagonista. Ya lo vio. ¡C’est magnifique! Se porta como un arribista, un nuevo rico. Como un burgués gentil hombre… Es la estrella de la función… Uribe twitteaba mientras Camacho hablaba. --Están el Conde Dorante, Covielle, Cleonte, El Gran Turco… pero sinceramente, no lo veo ahí, Presidente… Uribe se había ensañado en el twitter, respondiéndole a Vladdo y a Daniel Samper Ospina. --No me quedan sino Madame Jourdain, la Marquesa Dorimena, Nicole la sirvienta… --A ver, a ver, Camacho --dijo Uribe--.No me ofrezca papelitos pendejos. ¿Y el director? --Soy yo, Presidente --dijo Camacho, agarrándo con fuerza la butaca--, pero si usted quiere… --Yo estoy hecho para ser Molière, Camachito --dijo Uribe con humildad--. Me gusta concebir argumentos, armar historias, crear personajes, manejarles la vida. Que hagan lo que yo quiero... Escribo a cuatro manos con José Obdulio. --En ese caso, podría encarnar a Molière, Presidente --dijo Camacho, mientras Bessudo lo llamaba detrás de bambalinas señalándole el reloj, porque tenía que irse a atender el negocio--. Se pone una peluca, se pinta la cara y se cala casaca, chupa y calzón. Sale al final de la obra y recibe un aplauso elocuente como usted se merece, Presidente. --Me gusta --dijo Uribe en la twittería--. Lo de la peluca y la chupa es una maricada, pero lo del aplauso, me gusta. ¿Cómo era Molière? --Despiadado con la pedantería de los falsos sabios, la mentira de los médicos ignorantes, la pretenciosidad de los burgueses enriquecidos (Fuente: Wikipedia). --Y los señoritos de los clubes bogotanos… --Me tengo que ir, Presidente --dijo Camacho--. Los actores me esperan. --Que no se entusiasmen mucho --dijo Uribe y trinó: “El curso de esta obra va a cambiar”.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado