1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Carlos Holmes Trujillo García
columnista

Sobre el revolcón al modelo productivo

Las urgencias nacionales exigen dejar atrás los debates mandados a recoger entre izquierda y derecha, y concentrarse en la discusión de las herramientas que hagan crecer la economía colombiana.

Carlos Holmes Trujillo García
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
abril 23 de 2018
2018-04-23 09:14 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Alegra la noticia de que varios ejecutivos, de varios sectores de la economía, decidieron crear un centro de pensamiento, con el fin de hacer propuestas tendientes a la modernización y el desarrollo de Colombia. Y es más alentador aún, que ya se haya cosechado el primer fruto de ese esfuerzo.

Resulta gratificante que sigan haciéndose esos esfuerzos, desde distintas orillas, para que el tema económico sea tratado con la prioridad necesaria durante el actual proceso electoral.

Las urgencias nacionales exigen dejar atrás los debates mandados a recoger entre izquierda y derecha, y concentrarse en la discusión de las herramientas que hagan crecer, rápidamente, la economía colombiana. Eso es lo que corresponde evaluar en las propuestas de los distintos candidatos.

Al fin de cuentas, los electores esperan recibir el beneficio de sectores sociales de amplia cobertura y alta calidad, disfrutar de una pensión digna, recibir ingresos provenientes de empleos formales, respirar un ambiente sano y poder vivir y trabajar tranquilos.

Tales objetivos solo pueden lograrse cuando se tiene una economía dinámica, solidaria, en la que ganen los trabajadores y los empleadores, que estimule la inversión, la creación de empresas, y el trabajo bien remunerado. Lo demás es palabrería populista, vacía, trasnochada y fracasada en las naciones donde se ensayó el modelo totalitario de un estado grande y opresivo que es el dispensador de todo, el planificador único, y el ejecutor en las distintas áreas de la sociedad.

Quienes dirigieron la implementación de ese modelo, cercenaron las libertades públicas, ahogaron la iniciativa privada, obraron sin oposición política y con la herramienta de un partido único, que era la fuente del poder absolutista. Y por eso desaparecieron.

Llegó el momento en el que los ciudadanos de esos países no resistieron más.Se rebelaron y decidieron abrir la puerta de un sistema distinto, que permita las decisiones democráticas y el estímulo al emprendimiento particular. Muchos escondieron sus verdaderas intenciones. Fidel Castro y Hugo Chávez, para poner dos ejemplos cercanos, se autodefinieron como humanistas y demócratas. Ya se sabe qué sucedió con ellos y cuál es la suerte que hoy viven sus pueblos.

Son tan claras las evidencias de aquellos fracasos rotundos, que no debe ahorrarse esfuerzo alguno para impedir que el pueblo colombiano tenga que padecer el mismo sufrimiento que hoy tiene el hermano pueblo de Venezuela.

Por eso es de tanta importancia la iniciativa con cuya mención se inician estas líneas. Discutir la idea de que Colombia sea competitiva en el 2025, con fundamento en seis sectores (turismo sostenible, sector farmacéutico y cosmético, industria de la creatividad y el ocio, desarrollo forestal y la agroindustria) es un gran paso. Eso es lo que debe hacerse.

Empezar a definir sectores y productos en los que podamos competir, tengan mercado y generen empleo, concertadamente con el sector productivo, para impulsarlos mediante compromisos recíprocos del sector público y privado. El punto es el trabajo conjunto, como lo han hecho otras economías exitosas.

Y para conseguirlo es oportuno insistir en la creación del ‘Crecer’ (Consejo para la recuperación empresarial y el crecimiento económico rápido). Este debe ser el cerebro, sin burocracia, del revolcón productivo que se está proponiendo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado