1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Cecilia López Montaño
análisis

Elección Banrepública: sin politiquería, por favor

La elección del gerente del Banco de la República –que debe producirse en pocos días es de gran trascendencia para el manejo de la economía.

Cecilia López Montaño
POR:
Cecilia López Montaño
diciembre 05 de 2016
2016-12-05 08:36 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb6812ee3de.png

Ser ministro de Hacienda o gerente del Banco de la República, son dos de los cargos más importantes que un economista, dedicado al estudio del tema y con experiencia en el manejo del Estado, puede aspirar en Colombia.

En general, es insólito, no solo en nuestro país, sino en América Latina, que lleguen a estos cargos personas con muy bajo perfil técnico y sin conocimiento de cómo funcionan tanto el ministerio como el banco central. De pronto, puede encontrarse alguna excepción a esta regla, en el caso del Ministerio de Hacienda, pero, definitivamente, no en la historia del Banco de la República. La independencia del mismo ha sido una carta de garantía para que las influencias de la politiquería, tan propia de nuestro país, no incida sobre estos nombramientos.

Al mirar la historia reciente, los tres últimos gerentes del Banco han dejado un legado muy positivo. Pacho Ortega, amigo del alma, se fue antes de tiempo, transmitiendo una historia de sus ejecutorias a la academia y en el banco, que no se olvidan. Miguel Urrutia quien lo reemplazó, sigue hoy cosechando reconocimientos como profesor universitario –acaba de recibir el Premio Portafolio 2016 en esta categoría–, y es parte de quienes han colocado al Banco de la República entre los mejores de América Latina. Y ahora termina su periodo Jota Uribe, otro gran amigo, admirado por su forma profesional de cómo manejó durante 12 años esta institución en medio de circunstancias económicas que no siempre han sido las mejores, empezando por la actual.

Esta trayectoria del Banco de la República hace que la elección del nuevo gerente, que debe producirse en pocos días, sea de una gran trascendencia para el manejo de la economía colombiana. Por ello ha dado lugar a especulaciones, algunas de las cuales pueden empañar un proceso de selección que no ha cambiado, y que de una manera muy privada deja esta decisión en manos de los codirectores de esta institución. Muchos nombres sobre posibles candidatos han sido sugeridos en los medios de comunicación, y algunos de ellos han dado entrevistas o han realizado presentaciones sobre temas de la coyuntura colombiana, que están en su derecho de hacer o no. Por su parte, algunos han permanecido en silencio y otros han expresado, en algún momento, su interés en llegar a esa posición.

La verdad, es que los nombres que suenan, como se dice en Colombia, son todos de primer nivel. Unos con más experiencia que otros, pero con las cualidades e historia profesional requerida para desempeñar con lujo esta posición y continuar con el exitoso legado, de por lo menos los tres últimos gerentes. Cada cual tenía su estilo admirado por todos.

Ahora bien, el mecanismo de selección del nuevo gerente del Banco es el mismo y los codirectores han mantenido, como corresponde, mutismo total sobre sus preferencias, lo cual no evita que algunos de ellos hayan manifestado su interés. También otros han hecho lo propio, pero han sido lo suficientemente cuidadosos para no referirse en sus presentaciones públicas a ningún tema relacionado con los asuntos del banco.

Precisamente, por todo lo anterior, a muchos nos sorprendió el artículo del exministro de Hacienda, Rudy Hommes, publicado en el periódico El País de Cali, que seguramente va a ser reproducido en medios nacionales, en el cual denuncia intromisión política en el proceso de elección del gerente del Banco de la República. Comparto con Rudy su preocupación de lo negativo que sería la intromisión de la politiquería en este proceso, que es secreto y largo.

Pero, precisamente, porque conozco de hace muchos años a la mayoría de los candidatos, puedo dar fe, que por parte de ellos no ha habido intención de buscar apoyo político o de mover gremios locales. Otra cosa es que, por ser figuras en su región y más allá de las fronteras nacionales, se den expresiones como las que Rudy denuncia, por parte de aquellos que desean, equivocadamente, estar representados en este cargo, como si eso fuera necesario.

Cómo alguien que ha estado haciendo campaña política puede afirmar que, una cosa es expresar el deseo de llegar a esa posición, sobre todo cuando se tienen una historia profesional que se ajusta a los altos requerimientos para ocuparla, y otra hacer campaña política. Además, conociendo a quienes tomarán la decisión, es posible asegurar que no se decidirán por las razones que expone Rudy, por el contrario, seguirán al pie de la letra el procedimiento diseñado para esa elección.

Tampoco creo que se pueda descalificar a ninguno de los candidatos y candidatas, por sus posiciones económicas. Vale la pena señalar que los últimos gerentes de los bancos centrales en el mundo son de tendencia intervencionista. De acuerdo Rudy, cero politiquería en este elección, pero no hagamos interpretaciones incorrectas que le hacen daño a algunos candidatos y, definitivamente, a este proceso.

Cecilia López Montaño
Exministra - Exsenadora.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado