1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
César González Muñoz

Otra vez la decencia

César González Muñoz
POR:
César González Muñoz
junio 07 de 2011
2011-06-07 11:43 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c615d6e1991.png

 

 

Óscar Paredes, director de Ingeominas desde hace 3 meses, está haciendo una tarea responsable y competente, que le ha permitido al Ministro de Minas declarar que el ambiente de regulación y supervisión de las industrias mineras es una auténtica ruina.

¿Qué van a decir ahora los analistas que calificaban como un atentado contra el progreso el movimiento ciudadano de oposición a Santurbán/Greystar y a otros ultrajes a la ley en materia de extracción minera?

Rodado anunció la suspensión del trámite de 19.000 solicitudes de licencias. Con el supuesto “activismo empresarial” que el sólo número refleja, ningún Estado sería hoy capaz de gestionar a derechas su papel regulador.

Lo que estaba viviendo Colombia ¿era una energía emprendedora sin límites, o un asalto a las débiles instituciones mineras? Una feria de bandidos. Seguramente un número de solicitudes en proceso corresponde a proyectos serios y auténticos. Son víctimas del tropel de tramposos. Ahora el Gobierno debe ponerse a construir el mapa verdadero de la minería sostenible y restituirle la decencia a ese sector de la administración pública.

Mientras tanto, ay de la locomotora.

Para formar el nuevo ambiente minero hay que mirar hacia países expertos en estas cosas; Australia es, sin duda, un buen ejemplo.

No creo que allí el mundo sea perfecto, pero la historia australiana es ciertamente muy valiosa. De entrada, en ese país es eficiente la información sobre el catastro y los títulos mineros; esta se encuentra disponible en tiempo real por vías electrónicas.

Usted puede saber, quiénes son titulares de los derechos, dónde están los territorios con prospectivas adelantadas, cuál es el estado de las solicitudes y qué condiciones les han sido impuestas a todas las licencias vigentes.

En Internet he visto que el estado de Australia Occidental es –entre las siete jurisdicciones federales (6 estados y el territorio del norte, que tiene una legislación especial)– la región minera por excelencia en un país donde la minería y los hidrocarburos son de la esencia económica y social. Allí, hay más de 500 proyectos mineros comerciales, 900 operaciones mineras y 70 campos petroleros y gasíferos.

El PIB anual del Estado en minas e hidrocarburos vale unos 55.000 millones de dólares, y la minería contribuye con más del 80%.

Para un título de exploración minera, el proponente somete su solicitud a la autoridad responsable. Esta debe obtener la opinión de diversas agencias públicas. Los propietarios del suelo, las comunidades nativas y el público en general deben ser informados de la solicitud en trámite; se requiere un estudio ambiental, especialmente en áreas ‘sensibles’ desde el punto de vista ambiental y social. Una corte estadual estudia las objeciones y recomienda las decisiones que ha de tomar el Gobierno.

Las licencias de exploración tienen una vigencia de 5 años, que puede extenderse si el licenciatario demuestra que requiere ulteriores trabajos exploratorios. No hay límite al número de licencias que una persona o sociedad puede poseer en cualquier momento.

Así, sobre la base de una información catastral disponible en línea y de un proceso de continua comunicación con la ciudadanía, las autoridades del Estado responden por sus obligaciones de regulación y control. ¿En qué se parece esto a la feria de bandidos en que llegó a convertirse el mundo de la minería en Colombia?

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado