1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Diego Molano Aponte

¡Retornar es prosperar!

Diego Molano Aponte
POR:
Diego Molano Aponte
noviembre 10 de 2011
2011-11-10 12:44 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c6186788a3c.png

 

El Gobierno Nacional ha liderado la construcción de un consenso general que le asegure al país una ley integral de atención a las víctimas, reconociendo la titularidad de los derechos a la verdad, justicia y reparación.

La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras constituye el marco fundamental para la consolidación de una sociedad democrática, porque permite identificar y visualizar los derechos de las víctimas; plantea un concepto único de ellas, priorizándolas dentro de la atención y servicios que provee el Estado, reafirmando la igualdad y garantiza la atención diferenciada de acuerdo con sus características.

Para lograr la prosperidad y la reconciliación se deben recorrer tres caminos: el de la seguridad, el del empleo y el de superación de la pobreza.

Pero sólo habrá prosperidad en la medida en que transitemos por un cuarto camino, el de la reparación integral, en sus distintos componentes de restitución, indemnización, rehabilitación, medidas de satisfacción y garantías de no repetición.

Un componente muy importante de la reparación para las víctimas del desplazamiento forzado es la adopción e implementación de una estrategia de retorno o reubicación dirigida a restablecer los derechos de manera integral, que garantice unos mínimos vitales y que facilite la reconstrucción del proyecto de vida de los afectados y del tejido social.

El retorno significa el triunfo de la presencia permanente del Estado, de los avances en seguridad, del desarrollo rural y desde donde se verá reflejada gran parte de la prosperidad para todos los colombianos.

Lo anterior implica un gran compromiso en el acompañamiento a los hogares retornados, tanto que la prioridad hoy no sea sólo la atención a la víctima del desplazamiento, sino que se vienen intensificando y perfeccionando los esfuerzos en la atención al retornado.

La estrategia ‘Retornar es vivir’, liderada por el Gobierno Nacional, es una política construida bajo un enfoque reparador, que pretende acompañar integralmente.

En el marco de la estrategia se ha diseñado la entrega de un incentivo al retorno, el cual contribuya a la estabilización socioeconómica y al arraigo de la población retornada o reubicada mediante la generación de capacidades. La población objetivo a atender son 60 mil hogares en los próximos tres años. Esta focalización está compuesta por: población de la estrategia ‘Retornar es vivir’, nuevos retornos y reubicaciones que se identifiquen, procesos de restitución de tierras y casos especiales de poblaciones en donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos haya interpuesto medidas cautelares o provisionales, y los casos cobijados con autos de la Corte Constitucional.

Los hogares que se vinculen recibirán por 24 meses acompañamiento para la integración comunitaria e incentivos: económico, condicionado al retorno o reubicación; para mejorar las condiciones de habitabilidad o infraestructura social; para apalancar proyectos de seguridad alimentaria, y para la generación de capacidades e implementación de iniciativas productivas.

Sin duda, ‘Retornar es vivir’ se enmarca en la nueva orientación de política de atención al desplazamiento fundamentada en la garantía del goce efectivo de derechos, de un enfoque diferencial en la prevención, protección, y atención; así como en asegurar los derechos a la verdad, justicia y reparación integral en una sociedad con prosperidad para todos. Más retornos, menos pobreza y más seguridad.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado