1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Los beneficios de la virtud

Las juntas directivas son responsables de guiar la relación entre empresa y sociedad, y ahora están

Enrique Ogliastri
POR:
Enrique Ogliastri
marzo 27 de 2009
2009-03-27 01:49 a.m.

Los calvinistas creen que Dios premia con éxito económico en este mundo a quienes son más virtuosos. A este principio se ha atribuido el mayor desarrollo de los países protestantes.

Curiosamente lo encontramos también en América Latina, en un estudio que señala las buenas prácticas de responsabilidad social de la empresa (RSE) resultan en beneficios económicos: el aumento de ingresos, la disminución de costos, el incremento del valor de los activos, y el mejor manejo de riesgos Las empresas están integrando al plan estratégico las acciones de RSE, y consiguen que el ser buen ciudadano corporativo traiga beneficios y no sea solamente un gasto esporádico o una acción altruísta.

¿Es rentable la RSE (responsabilidad corporativa)? El estudio en profundidad de 12 empresas que operan en América Latina, reconocidas por la excelencia de sus prácticas RSE, exploró diversos sectores y, países y permitió precisar las conclusiones.

Veamos algunos de estos casos.

El aumento en los ingresos como producto de planes RSE se encontró reflejado en nuevas oportunidades y expansión de los negocios, así como mejora en la reputación y marcas. Por ejemplo, Cementos Lima (Perú) redujo emisiones de CO2 a través de ecoeficiencia, lo que le permitió vender 'bonos de carbono'. Las Empresas Públicas de Medellín (Colombia) introdujeron tarifas sociales y programas de educación al cliente, lo que llevó a un incremento de la cartera de clientes. El banco ABN Amro Real (Brasil) lanzó nuevos productos financieros (Fondo Ético, Microcrédito, Productos Socioambientales), que le permitieron avanzar en nuevos mercados, posicionarse como un banco 'ecológico', desarrollar alta fidelidad de los clientes y atraer nuevos negocios. San Cristóbal Coffe Importers (México) se posicionó como empresa exportadora de café con alto nivel de credibilidad y fidelidad por parte de los clientes.

La disminución de costos como resultado de acciones RSE se constató en varias empresas. Una de ellas, Ingenio Pantaleón (Guatemala) obtuvo incrementos en la productividad y calidad, resultado de programas de capacitación técnica y de asistencia a los empleados y sus familias (salud, habitación, educación y condiciones de trabajo).

El incremento en el valor de los activos por las acciones de RSE se vió en British Petroleum (Trinidad y Tobago) por la mejora en la relación con las comunidades locales, al realizar programas sociales comunales y de desarrollo institucional (ej. Mayaro), lo que incrementó especialmente su valor de marca, imagen y reputación.
Supermercados Pali y Tierra Fértil (Centroamérica), orientados a servir a los sectores de más bajos ingresos, han permitido ampliar las oportunidades de nuevos negocios. Recycla Chile fue el primero en el reciclaje de desechos tecnológicos, lo que le dió gran visibilidad en los medios de comunicación y, por consecuencia, le agregó un alto valor de imagen y reputación; adicionalmente este valor intangible le permitió acceder a financiamientos públicos que apalancaron sus activos.

Mejoras en el manejo de riesgos como producto de acciones RSE se observaron en el Banco ABN AMRO Real que adoptó los Principios Ecuador para el análisis de los riesgos socioambientales de los clientes corporativos, lo que permitió identificar y rechazar proyectos que constituyeran un riesgo financiero y/o de imagen para el banco. San Cristóbal Coffee estrechó relaciones con sus proveedores y creó un programa de asociatividad que reduce el riesgo de variación de calidad del producto (café).

Las juntas directivas son responsables de guiar la relación entre empresa y sociedad, y ahora están pidiendo a los gerentes que establezcan la 'estrategia RSE': el conjunto de las mejores prácticas en las relaciones con clientes, proveedores, empleados, gobiernos, comunidades, accionistas, y la sociedad global. Se encontró que las empresas siguen una secuencia de mejoras progresivas en sus políticas de RSE, que las llevan de asegurar el cumplir con las leyes (un comienzo indispensable), a desarrollarlas e integrarlas en el plan estratégico. No es necesario convertirse al calvinismo: la RSE es sencillamente buena gerencia. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado