1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Esteban Piedrahíta

Pobreza en Brasil y Colombia

Esteban Piedrahíta
POR:
Esteban Piedrahíta
agosto 28 de 2011
2011-08-28 07:10 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c61bc24226b.png

 

Hace un par de semanas estuvo en Colombia el ex presidente Lula, de Brasil, un adalid mundial de la lucha contra la pobreza y de la política social moderna, tanto por su conmovedora historia personal, como por sus ejecutorias como gobernante.

En esa ocasión, muchos observadores colombianos muy respetables se preguntaron porqué lo que había funcionado en Brasil no dio resultado en Colombia. Algunos argumentaron que en nuestro país los recursos de la política social se despilfarraban por clientelismo y corrupción.

Pues bien, las cifras de pobreza reveladas esta semana por el Gobierno Nacional confirman ¡o herejía! que el desempeño social de Colombia en la década pasada fue casi tan bueno como el de Brasil.

Veamos las cifras. Entre el 2001 y el 2009 (el último año para el cual hay datos oficiales), la pobreza por ingreso en Brasil disminuyó en 12,6 puntos porcentuales, de un 37,5% de la población, a un 24,9%.

Esto significó que más de 17 millones de brasileños salieron de la pobreza en esos 8 años y el número de ciudadanos por encima de la línea de pobreza (los ‘no pobres’) aumentó en casi 35 millones de personas.

En Colombia, en los 8 años transcurridos entre el 2002 y el 2010, la incidencia de la pobreza se redujo un poco menos –12,2 puntos porcentuales– de 49,4% de la población a 37,2% (hay que recordar que el ingreso per cápita de Brasil es significativamente más alto que el nuestro).

Esto representóque en ese período en Colombia salieron de la pobreza 3,5 millones de personas y el número de ‘no pobres’ aumentó en casi 8 millones. Teniendo en cuenta que la población brasileña es 4,2 veces la colombiana, se observa que los logros de Colombia no distan mucho de los de Brasil.

Ahora, si vamos más allá de la pobreza medida por ingresos –después de todo se trata de un fenómeno complejo que rebasa las carencias monetarias– el desempeño de Colombia es aún mejor.

En los 7 años entre el 2003 y el 2010, el país logró reducir la tasa de pobreza multidimensional –que agrupa una variedad de factores relacionados a la salud, la educación, el empleo, calidad de vida– en 18,1 puntos porcentuales, de 48,8% de la población a 30,7%.

Según esta medida más integral (y más fácil de medir correctamente que los ingresos), 6 millones de colombianos salieron de la pobreza en ese periodo.

Es de notar que la pobreza multidimensional refleja más claramente los resultados de la política social que la pobreza por ingresos, que tiene que ver más con política económica/productiva y de empleo.

En una medida internacional de pobreza multidimensional de la Universidad de Oxford (que aplica estándares más laxos propios de países más pobres), Colombia figura con un 9,2% de pobreza, frente a un 8,5% del Brasil.

Teniendo en cuenta que el ingreso per cápita brasileño en el 2010 fue 170% del colombiano en términos nominales y 120% en términos de poder adquisitivo, y que ese país recauda (y gasta) casi el doble que Colombia en impuestos como porcentaje del PIB, no sobra preguntarse ¿qué país tiene realmente la política social más eficaz y eficiente?

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado