1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Barnier González
Columnista

Cómo convertirse en un mejor líder

El liderazgo es una relación de equipo y un proceso para influenciar e inspirar a otras personas.

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
octubre 25 de 2017
2017-10-25 08:18 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

Una de las grandes preocupaciones de los empresarios consiste en mejorar las competencias de liderazgo estratégico de la organización, como el desarrollo de la capacidad de los líderes para tomar mejores y correctas decisiones en situaciones de incertidumbre.

Durante el recorrido del camino de Compostela en su libro El Peregrino, Paulo Coelho realiza diferentes ejercicios que parecen salidos de la ficción, algunos de ellos para desarrollar la intuición o solucionar problemas. En la realidad, hoy neurocientíficos y sicólogos están entendiendo mejor la dinámica de la toma de decisiones en el cerebro, donde es posible transformar los pensamientos de forma consciente y replicable.

El artículo ‘La autopista menos viajada’, aparecido en la revista Strategy + Business No. 87 de PwC, muestra cómo los hallazgos de la investigación de la neurociencia están haciendo posible convertirse en un mejor líder y aumentar su inteligencia social.

En la mayoría de decisiones de negocios, la atención puede ser focalizada mediante dos patrones de la actividad mental que están asociados con dos aspectos de la corteza cerebral, dorsal (parte alta) y ventral (parte baja), y, puesto que ellos se asocian a la actividad mental y a los circuitos cerebrales, ambos pueden ser desarrollados mediante hábitos en la forma de pensar. Mientras que la parte ventral del cerebro se focaliza en la resolución de problemas y está más relacionada a decisiones tácticas, la dorsal, y menos usada, se enfoca en una perspectiva más amplia de las cosas y en el largo plazo, desarrollando su capacidad de liderazgo estratégico.

La actividad de la parte baja o valoración subjetiva se dispara con preguntas relevantes como cuánto podrían pagar los consumidores por nuestros productos, o cuánto debemos producir para el próximo periodo, mientras que la parte alta está asociada con la flexibilidad cognitiva o habilidad a analizar una situación desde múltiples perspectivas y activada con la evaluación de las acciones futuras que otros podrían realizar o lo puedan estar pensando.

En consecuencia, ambas partes del cerebro están orientadas hacia la obtención de resultados, y el intercambio permanente como la activación regular de las dos partes puede hacer toda la diferencia para mejorar sus competencias como líder en la organización.

¿Como desarrollar el hábito para tomar mejores decisiones? Es posible tener un mejor liderazgo estratégico mediante la combinación de dos hábitos cognitivos: la conciencia plena (mindfulness) y la mentalización (mentalizing), que activan la parte alta del cerebro.

La mentalización y la conciencia plena pueden ser desarrolladas mediante ejercicios simples, los cuales permiten activar circuitos de la parte dorsal del cerebro, induciendo una neuroplasticidad autodirigida, es decir que modifica la estructura cerebral.

En el curso de ‘Liderazgo estratégico’ de Kellogg School of Management, la profesora Michelle Buck enseña que el liderazgo no es un individuo solo, es una relación de equipo y un proceso para influenciar e inspirar a otras personas, que, sin duda, puede ser mejorado.

Finalmente, con la rutina combinada de ambas prácticas, usted comienza a mentalizar sobre usted mismo, con preguntas como por qué estoy pensando de esta u otra manera, o relacionadas con un liderazgo auténtico que lo lleven a ser un líder más efectivo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado