1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Barnier González
columnista

Trump y las acciones de EE. UU.

El mercado accionario en Estados Unidos ha mantenido una remarcable estabilidad del indicador centrado alrededor del 17. 

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
enero 19 de 2017
2017-01-19 08:29 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

La elección de Donald Trump como presidente cambió significativamente el panorama de inversión respecto al mercado accionario de Estados Unidos.

Y es que las utilidades corporativas presentarían un rápido crecimiento al finalizar el 2018. Una investigación de Morgan Stanley de enero del 2017 estima que el incremento de las utilidades proyectadas, medido por las utilidades por acción (EPS) será 18 por ciento mayor en el 2018 frente al 2016. El análisis presenta diferentes factores positivos y negativos que afectan las utilidades por acción (EPS), que pasarían de $120.3 a $141.5 para el 2018.

El factor de mayor impacto como fuente de crecimiento de las utilidades es la reducción de la tasa de impuestos corporativa propuesta por Trump del 35 al 20 por ciento. En este caso, Morgan Stanley solo asume el 50 por ciento de este beneficio por potenciales mayores impuestos federales y menores deducciones de gastos de intereses que reducirían el efecto.

Un segundo elemento positivo es el crecimiento de los ingresos producto de incentivos fiscales tales como serían depreciaciones aceleradas, créditos fiscales por investigación y desarrollo de las empresas, entre otros beneficios.

El tercer factor positivo es la recompra de acciones, debido a la creencia que la reforma tributaria incluirá un repatriation holiday que permitiría repatriar utilidades con menores tasas en los impuestos. Existen también otras variables positivas de menor impacto como el precio del petróleo, las tasas de interés y una ligera expansión del margen de las empresas.

En tanto que los elementos negativos no tienen un efecto tan grande como son el trade penalty por mayor proteccionismo, incremento de la competencia externa, el aumento de las tasas de interés fuera de Estados Unidos y un dólar más fuerte.

Sin embargo, este crecimiento es parcialmente compensado por una reducción del múltiplo de expansión, toda vez que el triunfo republicano parece haber creado mayor incertidumbre y un panorama más volátil de la economía y del crecimiento de las utilidades corporativas.

Lo anterior implica que el precio objetivo al finalizar el 2017 sería de 2.300 para el S&P 500, ligeramente superior al actual, más 2 por ciento de dividendos. Este nivel en el S&P 500 es calculado como la relación precio-utilidad (P/E) de 16.2 x las utilidades por acción esperadas para el S&P 500 en 2018 de $141,5.

Vale la pena señalar que una generalización histórica demuestra que cuando los inversionistas miran el futuro con relativa confianza, el nivel de la relación P/E en el mercado es probable situarse entre 15 a 18. El mercado accionario en Estados Unidos ha mantenido, en frecuentes periodos, una remarcable estabilidad del indicador centrado alrededor del 17.

Como es bien sabido, desde la elección de Trump el mercado ha sido bullish, con un aumento sistemático del mercado que ha anticipado gran parte de este crecimiento, por lo cual se sugiere ser cauteloso y prudente. Todos estos beneficios se verán materializados a partir de hoy si se cumplen las promesas de Trump.

Sin duda, los efectos señalados impactan de manera diferente el mercado, afectando positivamente algunos sectores como infraestructura, construcción, ingeniería, arrendamiento de equipos, entre otros, que se beneficiarían debido a las prioridades anunciadas por Trump. Lo anterior implica cambios importantes en sectores y sus ponderaciones en la reasignación de activos en los diferentes portafolios de inversión.

Francisco Barnier González
Asesor financiero, banca privada y de inversión

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado