1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Montes
Columnista

Precios y políticas económicas

Entre febrero y marzo no se evidencia un incremento de precios. Así las cosas, no se han dado las perspectivas consideradas del impacto de la Reforma.

Francisco Montes
POR:
Francisco Montes
abril 26 de 2017
2017-04-26 07:59 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4aa125444d.png

Los pronunciamientos de gremios como la Federación Nacional de Comerciantes, y de algunos tributaristas, con respecto al efecto que tendría la reforma tributaria sobre los precios, no ha generado el resultado que muchos de ellos profetizaron. Sus explicaciones apuntaban hacia una relación directa. Llegaron a decir que los colombianos perderíamos el poder adquisitivo.

En febrero, se empezaron aplicar los porcentajes de IVA estipulados por la última reforma. Los primeros datos reportados por el Dane, en febrero, de las variaciones anuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de los diferentes grupos de bienes y servicios muestran, de forma generalizada, caídas en los precios. Tres de los nueve grupos han presentado incrementos: salud, educación y comunicaciones. El resto tuvo disminución: alimentos, vivienda, vestuario, recreación, transporte y otros. Igual ocurrió para marzo.

Importante aclarar que la variación del IPC ha sido decreciente en lo corrido del año. Los datos se pueden evidenciar en la página del Dane en la dirección: http://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/precios-y-costos/indice-de-precios-al-consumidor-ipc. Entrando por: variación anual (12 meses) del IPC, por grupos de bienes y servicios / 2016- 2017 (Marzo).

Entre febrero y marzo no se evidencia un incremento de precios. Así las cosas, no se ha dado hasta el momento las perspectivas consideradas del impacto de la Reforma. Se reiteró que estaban excluidos o no causaban el impuesto del IVA el grupo de alimentos de la canasta básica. También dice la norma que hay medicamentos y elementos médicos excluidos. Entre estos dos grupos, el comportamiento es diferente, puesto que la salud representa uno de los sectores que más incremento tuvo, lo cual deja un sinsabor, pues es un ramo polémico e incluso con problemas de corrupción. Educación siempre ha tenido incongruencias en el valor de las matrículas y arandelas que muchos colegios agregan. Para comunicaciones se agregó el impuesto al consumo. Fue uno de los sectores que más criticó la reforma. La importante destinación existente en los presupuestos familiares para el consumo de dispositivos, principalmente los smartphone que, por cierto, son poco productivos y no pueden considerarse como tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), constituye una razón para ser uno de los grupos con mayor incremento del IPC.

No sobra recordar que la cantidad de dinero que circula en las calles es la variable que, en mayor medida, impacto las variaciones del IPC. Ello es una razón por la cual el Banco de la República decidió subir su precio a través de la tasa de interés con el propósito de disminuir su demanda. Desde esta óptica no tendría razón y se perdería el trabajo de política monetaria si el Gobierno y el Congreso contraponen la política fiscal con los objetivos monetarios. Precisamente, la mejor estrategia económica es lograr una armonía entre las dos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado