1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Gonzalo Gallo González
columnista

Herramientas poderosas

Si no estás alerta o despierto la ‘zoociedad’ te manipula a sus anchas y obedeces como un títere.

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
enero 26 de 2017
2017-01-26 10:06 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Coaching es aplicar en tu vida técnicas o dinámicas que les brindan estupendos resultados a los deportistas. Dos herramientas poderosas son las afirmaciones y la visualización creativa, y es mejor cuando las aplicas en estado de relax.

Si a esto le agregas la gratitud, entonces el universo se confabula para ayudarte. Practica con entusiasmo la técnica AVA: afirmar, visualizar, agradecer. Dedica a este ejercicio buenos minutos del día. Busca un espacio sereno, recuéstate, cierra los ojos, respira bien un rato y comienza a hacer afirmaciones: me siento mejor, mejor y mejor; valgo mucho; amo y me aman; logro mis metas; todo lo bueno llega a mí. Visualiza que vives lo que afirmas y da gracias a Dios por tus talentos y tus logros. Apasiónate por lo que quieres, ya que sin pasión no hay obtención. También vive alerta para dar lo mejor de ti y comprometerte a hacer reales tus anhelos.

Si no estás alerta o despierto la ‘zoociedad’ te manipula a sus anchas y obedeces como un títere. Los publicistas, pagados por el capital, en general, son expertos en inducirte a comprar lo que sea sin que lo necesites. Un truco es ofrecerte presuntas rebajas con dos colores que le encantan al cerebro: el amarillo y el rojo.

Los verás por doquier en cantidad de avisos, ofertas, gangas y promociones. Seducen porque el amarillo le habla al cerebro de oro, luz, brillo, y el sol, que da calor y vida. El rojo, por su parte, atrae como color de la sangre y la pasión. Tú los ves y, quieras o no, te atrapan con su imán. Úsalos, entonces, para tu mejoramiento: escribe un compromiso en papel amarillo con tinta roja y repite al verlo: “Yo… (tu nombre)… cada día soy más tolerante. Gracias, amado Dios”. Reafirma, porque lo que se decreta, se concreta.
Otro ejercicio efectivo es volcar tu energía en un firme compromiso de mejoramiento: piensa, habla, siente y actúa enfocado en lo que deseas alcanzar, por ejemplo,

perseverar. Tan pronto despiertes declara convencido: soy paciente, constante y respiro perseverancia. Durante el día repites: decido insistir y persistir, y lo logro. El reto es vivir todo el día en función de tu deseo, interiorizarlo y visualizarlo. Logras lo que te propongas si pones en eso todo tu ser, tu mente y tu alma.

Hay trucos que ayudan para conquistar lo que ansías y escalar cumbres en apariencia inaccesibles. A los cuatro años Mariana Pajón ya afirmaba en una entrevista: “quiero ser campeona mundial”. Sus innumerables triunfos y sus dos medallas de oro olímpicas son el fruto del compromiso, la pasión, y que es la dueña de su mente. Por eso dice: “si eres buena físicamente y no mentalmente, no estás en nada (…), primero se pedalea con la cabeza y luego se pedalea con los pies”.

Mariana se ayuda con apoyos visuales en su mano: un tatuaje de los aros olímpicos, uñas doradas y una manilla de hilo que la anima a entrenar siete horas diarias. Observa siempre el oro, y se ve ya en la pista ganando. Haz algo similar y te irá bien si te apasionas. No es suerte, es pasión.

Gonzalo Gallo González
Escritor - Conferencista
charleschaplin@oasisgonzalogallo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado