1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Gonzalo Gallo González
columnista

O cambias, o te cambian

Evade estos errores graves: dormirse, cerrarse al cambio y no tomar decisiones a tiempo

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
febrero 16 de 2017
2017-02-16 11:08 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Evade estos errores graves: dormirse, cerrarse al cambio y no tomar decisiones a tiempo. A Yahoo, no tomar decisiones difíciles, poca visión de futuro y otras estrategias negativas la llevaron a su fin. Lo que queda lo ha comprado Verizon –empresa de comunicaciones de EE. UU.– por 4.600 millones de dólares, y en la absorción se llamará Altaba.

Impresiona ver este fracaso de una compañía que en 1998 se negó a comprar Google por un millón de dólares. Una muestra de su gestión cargada de errores que llegó al máximo con el masivo robo de datos de mil millones de usuarios en el 2105. Creada en 1974, en menos de diez años tuvo el reino de internet a sus pies y, en los siguientes cayó en desgracia. Yahoo, Nokia, Black Berry son espejos de lo que no hay que hacer en la vida: aplazar buenas decisiones, instalarse sin renovarse y carecer de visión. ¡Ánimo! impulsa cambios y renovación en tus relaciones, tu trabajo y todo lo que vives. O cambias o te cambian; o cambias o desapareces.

Abundan los cerrados al cambio, y lo nuevo y nunca evolucionan con lo que va llegando. El novelista estadounidense Mark Twain fue uno de los compradores de las primeras máquinas de escribir que salieron en 1874. Así lo contó en su biografía: fui la primera persona en el mundo en tener un teléfono en casa para fines prácticos. Ahora reclamaré que fui la primera persona en el mundo que utilizó una máquina de escribir para la literatura. Ese libro fue Las aventuras de Tom Sawyer. ¿Tú vives dispuesto a reinventarte? ¿Eres amigo de los cambios o te aferras a lo tradicional, aunque el mundo avance y mute sin cesar? Con los años, las personas y las organizaciones tienden a instalarse, los rutinarios se arrellanan en el sofá del falso confort y la costumbre les corroe el espíritu. ¡Qué falla ser un muerto viviente, debido a la rutina en todo: en el amor, en la fe, en el trabajo y hasta en el modo de comer, recrearse o vestirse!

Es bueno recordar que en 1863, los impresionistas crearon su propio salón de rechazados por la academia. Allí exponían sus obras ante un jurado oficial que las criticaba como rarezas grotescas, chocantes y nos artísticas.

Las novedosas técnicas pictóricas impresionistas provocaban rechazo, hilaridad, indignación y sarcasmo. Es lo mismo que siguen soportando todos los que osan innovar e impulsar cambios en entidades paquidérmicas y fosilizadas. Los amigos de lo de siempre se resisten a los cambios y, claro, se bajan del tren de la historia, pero no les importa. Su lema es ‘tradición y cero innovación’. Suena inaudito, pero el pintor francés Paul Cezanne, 1839-1806, fue rechazado por la academia de artes de su país.

Muchos lo consideran el padre de la pintura moderna porque se atrevió a innovar y salir del marco estrecho de lo tradicional. También el genial escultor francés Augusto Rodin, 1840-1917, fue rechazado tres veces en la Academia de Artes. Tenía carácter y logró imponer su arte que era transgresor ante los críticos y lo artistas aferrados a la tradición. Un buen ejemplo para ti si osas innovar y te sales de anticuados moldes impuestos por la sociedad, los credos o la cultura.

Gonzalo Gallo González
Escritor - Conferencista
charleschaplin@oasisgonzalogallo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado