1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Gonzalo Gallo González

Actuar en lugar de culpar

Los que viven culpando a los demás están atascados en arenas movedizas. Ojalá perciban que al culpar

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
marzo 04 de 2011
2011-03-04 12:01 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

A los 23 años el personaje del que te quiero hacer memoria era un fracasado y estaba en la miseria. Estaba fuera del ejército al que se había dedicado y tuvo que salir huyendo de su patria chica. Buscó refugio con su madre y sus hermanos en Marsella, Francia, y allí todos soportaron serias penurias. Pues bien, aunque te suene extraño, este personaje era nada menos que Napoleón Bonaparte. Su padre había muerto y él tenía que ayudar como pudiera al sostenimiento del hogar. Pero lo que le faltaba en estatura le sobraba en coraje, voluntad, ambición y deseos de triunfar. Dio lo mejor de sí, su vida comenzó a cambiar y ya sabes a dónde llegó y cuántas batallas ganó en la vida. Aunque no estés de acuerdo con su ideario, es claro que puedes aprender de su autoconfianza, su coraje y su entrega. Napoleón concentró su energía en actuar responsablemente, no en culpar.
Los que viven culpando a los demás están atascados en arenas movedizas. Ojalá perciban que al culpar, no sólo no arreglan nada, sino que empeoran su incierta situación. Ojalá sean conscientes de que todo mejora si asumen responsabilidad y destierran los sentimientos de culpa. La verdad es que nadie puede causarte daño sin tu consentimiento, sin que lo permitas. Pueden robarte, traicionarte o herirte, pero al final eres tú quien decide cómo reaccionar. Es tu libertad. El ser sabio logra permanecer imperturbable ante lo peor, consciente de que todo es pasajero.
No es fácil lograr ese control, pero puedes con Dios en el alma, y dedicado a manejar las emociones. Examínate y deja de culparte o de culpar; toma el sendero de la luz y la felicidad al asumir la responsabilidad de tu vida. Cada ser crea su propio destino y elige programar buenos resultados o soportar malas consecuencias. Para ensanchar los horizontes y volver a soñar busca mensajes inspiradores en una mina de oro llamada Ted.com.
Si deseas aprovechar la inteligencia de los más inteligentes hazte amigo de los mensajes de TED. Son la iniciales de Technology, Entertainment and Design (tecnología, entretenimiento y diseño). Una universidad virtual y gratuita que nos pone en contacto con las mentes más brillantes y las mejores ideas. Basta que escribas ted.com en Internet y, ¡Wau!, entrarás a un espacio mágico y asombroso. Es una super oferta con temas valiosos en lenguaje sencillo y breve. Te ofrece subtítulos en español. Sé que te va a encantar y que te convertirás en un “Tedster”, alguien que ama ese espacio y lo extiende. Los videos de inspiración de Ted son geniales como este de Isabel Allende sobre la pasión: http://www.ted.com/index.php/talks/lang/spa/isabel_allende_tells_tales_of_passion.html.
TED es una herramienta única para educadores, jóvenes, líderes y el que quiera actuar con entusiasmo, no culpar a otros y estar sintonizado con una realidad mutante de mano de la tecnología. Atrévete a explorar otros espacios, sé consciente de que hay que expandir el pensamiento y ten una mente sin fronteras para poder alcanzar el éxito.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado