1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Henry Bradford Sicard
análisis

TIC: una herramienta para emprender

A través de diversos programas y políticas, el MinTIC viene facilitando el acceso y fomentando el uso de nuevas tecnologías.

Henry Bradford Sicard
POR:
Henry Bradford Sicard
marzo 13 de 2017
2017-03-13 07:43 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2017/03/15/58c9a82a27536.png

En un momento de desaceleración económica y contracción de la demanda interna se pensaría que no hay un contexto favorable para emprender. Sin embargo, todo es cuestión de perspectiva. Hay quienes ven el vaso medio vacío y quienes lo ven medio lleno. El emprendedor, por supuesto, lo ve medio lleno y donde hay un problema siempre verá una oportunidad de crear o de innovar; todo depende de cómo se mire la situación y la energía con la que se quieran enfrentar los retos que se presenten con el paso de los días.

Entonces, ¿por qué ser parte del obstáculo y no de la solución? En medio de un entorno adverso, busquemos perspectivas alentadoras y podremos encontrar las herramientas para asumir los desafíos. Iniciar la travesía hacía la consecución de los proyectos es cuestión de motivación. Ser emprendedores no significa únicamente arriesgarse a ir tras algunos sueños sin claridad; ser un emprendedor implica crear, planear, organizar y gestionar los recursos con el fin de lograr impacto económico dentro de la sociedad.
Ahora la pregunta es: ¿cómo podemos generar valor agregado y dónde podemos encontrar las herramientas que nos permitan alcanzar dichos objetivos?

Según el reporte global de tecnologías de la información en 2016, realizado por el Foro Económico Mundial (WEF), Colombia está en la posición 68 entre 143 países en el tema de inversión en tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Esto nos lleva a pensar que aún nos encontramos en una posición rezagada y que debemos hacerlo mejor. Podemos sacar partido de una era en la cual las TIC están encabezando los diferentes contextos. Son los países desarrollados los que se encuentran a la vanguardia en inversión tecnológica y cuyos emprendedores han encontrado allí un camino hacía la constitución de empresas, muchas de ellas con crecimientos exponenciales.

Países como Finlandia, Suecia, Suiza, los Países Bajos y Estados Unidos son los que nos guían en el mundo de las TIC. Dentro de un mundo cada día más conectado, no podemos quedarnos en el pasado. Debemos buscar nuevas alternativas que nos permitan crear empresas competitivas y que logren conquistar nuevos mercados. A través de diversos programas y políticas, el Ministerio de las TIC viene facilitando el acceso y fomentando el uso de nuevas tecnologías, buscando contribuir al desarrollo económico y social promoviendo, por ejemplo, su uso entre las empresas medianas y pequeñas, buscando mayores índices de productividad y competitividad en sus negocios.

Nuestro país aún está sujeto, en su gran mayoría, a actividades productivas de los sectores primarios y secundarios, lo cual no es malo en sí mismo. Pero sería muy positivo desarrollar aún más emprendimientos de base tecnológica; iniciativas de empresas basadas en tecnología, cuyos productos o servicios derivados pretenden transformar significativamente las prestaciones que reciben sus usuarios. Es necesario desarrollar emprendimientos en el sector de servicios y para ello, ¿qué mejor manera de hacerlo que utilizando las herramientas tecnológicas? Emprender utilizando las herramientas tecnológicas de última generación, nos garantiza un acceso más dinámico a los mercados actuales, cambiantes y mucho más exigentes, en los cuales los consumidores tienen acceso a la información con mayor facilidad.

En Colombia nos caracterizamos por ser un país de personas con actitud luchadora, a las que nos gustan los retos y somos capaces de sobrepasarlos. Ahora, a esa actitud, debemos sumarle los instrumentos indicados, tomando como ejemplo aquellas grandes empresas que han roto los paradigmas en este siglo XXI. Compañías como Apple, Google, Facebook, Amazon, Microsoft, Wikipedia, eBay, Airbnb, Rappi, Netflix o Youtube son nombres que nos motivan, pero que también nos hacen reflexionar sobre la influencia de internet y sobre la exigencia de establecer una identidad propia que haga diferente nuestra empresa en medio de un mundo cada día más dinámico.

Henry Bradford Sicard
Rector del Cesa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado