1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Un llamado a todos los colombianos

Isabel Segovia
POR:
Isabel Segovia
mayo 31 de 2013
2013-05-31 02:22 p.m.

Los colombianos no nos cansamos de soñar con pertenecer a la élite de los países desarrollados y nuestra idiosincrasia permite que nos sintamos siempre al borde de lograrlo.

Elegimos, entonces, gobiernos que nos ofrecen las políticas con las cuales daremos ese paso que creemos nos falta.

Sin embargo, después de dos siglos de independencia, Colombia sigue siendo un país pobre e inequitativo. Y, desafortunadamente, lo seguirá siendo hasta que no se ejecute una política de Estado que tenga como eje central la educación de calidad para todos, en la que los educadores, su formación, desarrollo profesional y remuneración, sean el foco de atención.

La política sistémica que parece simple no ha sido implementada con el rigor que corresponde en el país, a pesar de saber que fue eso lo que permitió a naciones con particularidades similares a las nuestras, como Corea del Sur, Finlandia y Singapur, lograr las condiciones socioeconómicas que presentan hoy.

Por ello, la Fundación Compartir hace un llamado a todos los colombianos para que reconozcan la importancia de los educadores. Los maestros y rectores son los profesionales que con su trabajo diario en el aula y en la institución educativa contribuyen de manera importante a trazar el camino para el desarrollo de Colombia.

Estos profesionales enfrentan todos los días los requerimientos de niños y jóvenes que necesitan una guía clara y determinada. Esta será la generación que crecerá para liderar las políticas sociales y económicas del país.

No existe entonces otra profesión con una responsabilidad mayor en sus manos.

Esta condición obliga al país a construir una carrera docente capaz de atraer y retener profesionales de la más alta calidad para ejercer esa profesión.

Necesitamos ofrecerles a los maestros unas condiciones laborales que les facilite desarrollarse profesionalmente, y que, por supuesto, le permitan al país exigir resultados.

Con el convencimiento de que la profesión docente es la más importante, la Fundación Compartir creó hace 15 años el Premio Compartir como un galardón a aquellos hombres y mujeres que dominan la disciplina que enseñan y saben cómo lograr que sus estudiantes adquieran las habilidades que la realidad les exige. Los maestros homenajeados saben interactuar con sus alumnos, sus familias, sus colegas y con toda la comunidad que los rodea. En breve, son capaces de reflexionar sobre su quehacer, y evaluar y sistematizar su práctica pedagógica.

Adicionalmente, la Fundación Compartir, reconociendo que la llave maestro-rector es indispensable para el mejoramiento de la calidad de la educación, premiará por primera vez a los rectores que logran en su institución educativa un clima óptimo de convivencia, que promueven y apoyan el mejoramiento permanente de sus maestros, y que, con una rigurosa planeación, ponen al servicio del proceso de enseñanza- aprendizaje los recursos con los que cuentan.

El Premio Compartir invita a todos los colombianos a que se unan tanto al homenaje que les rinde a estos profesionales sobresalientes, como al llamado que le haces la Fundación al Gobierno y la sociedad en general para que la educación ocupe el lugar protagónico que exige la construcción de una sociedad desarrollada y equitativa.

La realidad muestra que el paso que nos falta no es tan corto como creemos, pero el camino esta trazado y es posible recorrerlo. La educación es el instrumento y los educadores, los protagonistas.

Isabel Segovia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado