El reino de los bosques | Opinión | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Iván Duque Márquez

El reino de los bosques

La región latinoamericana y caribeña es un reino de los bosques. De acuerdo a la FAO, contamos con e

Iván Duque Márquez
POR:
Iván Duque Márquez
marzo 09 de 2011
2011-03-09 11:57 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2017/03/16/58ca96e130ba2.png

En alguna oportunidad, el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt, quien era un apasionado del medio ambiente, expresó que “la nación que destruye sus bosques, se destruye a sí misma”. Detrás de su aseveración estaba la urgente necesidad de infundir en los ciudadanos una cultura de responsabilidad ambiental que se transmitiera de generación en generación.
En el 2011, el mundo celebra el año de los bosques y el panorama global requiere acciones urgentes. Hace pocas semanas en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el genial cineasta y ambientalista francés Yann Arthus-Bertrand, que en el 2009 presentó una obra maestra de los documentales titulada Home, alertando sobre los retos ambientales del planeta, fue el encargado de ilustrar en un cortometraje los riesgos que se presentan para los pulmones de la humanidad.
En las imágenes vibrantes y coloridas de Bertrand, se ilustraban datos dicientes. Los bosques ocupan, con sus cuatro mil millones de hectáreas, el 26 por ciento de la superficie sólida del planeta. De ellos, el 36 por ciento se considera que corresponden a bosques primarios, es decir, aquellos que no han experimentado perturbación humana. Lamentablemente en los últimos diez años, cuarenta millones de hectáreas han desaparecido por cuenta de la mano del hombre.
Tan sólo diez países cuentan con el 65 por ciento de los bosques del planeta y en Suramérica, con nuestro deslumbrante Amazonas, trescientos millones de hectáreas constituyen la segunda reserva forestal en tamaño después de la Taiga Rusa. Esta selva de colores infinitos es un patrimonio de la biodiversidad con más de cuarenta mil variedades de plantas, mil trescientas especies de pájaros, diez mil especies invertebradas, entre muchos otros más.
La región latinoamericana y caribeña es un reino de los bosques. De acuerdo a la FAO, contamos con el 57 por ciento de los bosques primarios y el 49 por ciento de nuestro territorio está vestido con ese preciado traje verde. Brasil, Venezuela, Perú, Colombia y Bolivia cuentan con el 89 por ciento de los bosques de nuestra región. Tal vez por eso, el compromiso de preservar el medio ambiente y reducir las emisiones de gases efecto invernadero nos obliga a contar con una sólida agenda forestal, pues el 18 por ciento de estos gases se origina en la deforestación.
El compromiso de Colombia frente a esta realidad es ineludible, debido a que el 54 por ciento de nuestro territorio está cubierto por bosques. Esto implica que en el Gobierno de las locomotoras, el ‘nuevo’ Ministerio de Medio Ambiente, que será liderado por Sandra Bessudo, no puede debilitarse ni mucho menos ser ‘ferrocarrileado’ por otras carteras. Esto requiere que la entidad no se convierta ni en una ONG estatal ni en un servil otorgante de licencias de toda índole.
Colombia debe ordenar una diplomacia forestal que ilustre al mundo sobre el nefasto impacto ambiental del narcotráfico en nuestra selva tropical húmeda y exija responsabilidad y cooperación a los países productores de precursores químicos. Necesitamos mayor conciencia y educación ciudadana sobre el cuidado de los bosques y más programas público privados de reforestación. La estrategia ambiental debe ser la guía horizontal de la agenda de desarrollo que trace límites y requerimientos al funcionamiento de las locomotoras. En el año de los bosques nuestro país debe dar ejemplo en valorar esta riqueza que nos obsequió la naturaleza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado